Archivo de la etiqueta: historias

Kabang, la perra heroica con el hocico desfigurado

La historia de Kabang es conocida en internet como la perra heroica sin hocico, ya que en diciembre del año 2011 perdió completamente la mandíbula superior y la nariz al intentar proteger a dos niñas, Dina Bunggal de 9 años y su prima Princess Diansing de 3 años, que paseaban juntas cuando al cruzar una carretera en Nuñez, Zamboanga, una motocicleta estuvo a punto de atropellarlas y la perra saltó frontalmente para interponerse, recibiendo el golpe. Tras el accidente traumático su rostro quedó desfigurado y puesto que se reconoció su acto de valentía los lugareños buscaron medios económicos para que tuviera asistencia veterinaria y se pudiera costear una cirugía reconstructiva. Kabang pertenece a los perros denominados askal, a partir de los vocablos del idioma tagalo «asong kalye», perros callejeros en Filipinas, de tamaño pequeño a mediano, no reconocidos como raza canina por los principales clubs de criadores, por lo que su cuidado depende del vínculo que las poblaciones locales tienen con estos perros y de sus recursos económicos.

Kabang, perra askal filipina

Rudy Bunggal, padre de una de las niñas, fue testigo del suceso junto a un lugareño llamado Jovito Urpiano, y acudió para auxiliar a la perra, que había sido criada por la familia, asegurando que había saltado para bloquear la moto y evitar el atropello. Debido al dolor que sentía, la perra salió corriendo y estuvo ausente dos semanas, por lo que la familia temió que hubiera fallecido. Sin embargo volvió a aparecer cerca de la tienda de dulces que regenta la humilde familia y los siguió a casa. Al buscar criterios para sanar a Kabang, la perrera recomendó que se eutanasiara pero la familia se negó. Recibieron apoyo de Tzu Chi Foundation y Animal Welfare Coalition of the Philippines, quienes lograron tratar con antibióticos a la perra para que no sufriera una infección. A través de la web Care for Kabang, la repercusión mediática aumentó enormemente, muchos internautas donaron, Kabang recibió patrocinios de empresas como Philippines Airlines, Pedigree o Pfizer, y se alcanzó la cifra de 20.000 USD el 14 de septiembre de 2012 para pagar una intervención quirúrgica y estancia hospitalaria. El viaje se realizó desde Makati el 8 de octubre del 2012 para trasladar a la perra al hospital veterinario de la universidad de California, Estados Unidos, UC Davis, de modo que fuera operada por Dr. Boaz Arzi y Dr. Frank Verstraete, especialistas en cirugía maxilofacial y dental.

Care for Kabang

La estancia hospitalaria estaba inicialmente prevista para un máximo de ocho semanas, pero cuando Kabang llegó a UC Davis se realizó un examen clínico y se diagnosticó que padecía un tumor y el denominado gusano del corazón. El tratamiento veterinario demoraría la cirugía reconstructiva del hocico para al menos tres meses después. Este fue el mensaje del día 12 de octubre de 2012 en su página en la red social facebook Care for Kabang:

Tests reveal that Kabang has heartworm and a tumor that need to be treated before her surgery. This could delay surgery for maybe 6 months. UC Davis issued this statement today after their press conference: http://vetmed.ucdavis.edu/vmth/small_animal/kabang/local-assets/pdfs/kabang.pdf

Kabang

Kabang

Kabang

Kabang

Entre octubre de noviembre de 2012, Kabang tuvo seis sesiones de quimioterapia, finalizando con éxito el tratamiento contra el tumor. En enero de 2013 estuvo lista para el tratamiento contra el gusano del corazón o filariosis canina, consistente en inyecciones del fármaco antihelmíntico Immiticide, con un antiinflamatorio previo para atenuar el dolor asociado, Carprofen. Entre cada sesión tenía que permanecer mensualmente aislada en un pequeño kondo donde descansaba.

Kabang
Kabang junto al monumento «Faithful Partner» construido en memoria de oficiales K-9 fallecidos. El bloque de granito sostiene una escultura de bronce del tamaño real de un perro pastor alemán como los adiestrados por la policía.

El 19 de enero el hospital veterinario UC Davis realizó un comunicado dada la falta de información y las extrañas expectativas de muchas personas que estaban siguiendo la historia de Kabang. Las cirugías estaban encaminadas a cerrar la zona mutilada del hocico reduciendo la herida hasta la fosa nasal, recrear el hocico regenerando la mandíbula superior sería como pedir a un médico que regenerara una extremidad amputada en un hombre. Tampoco es viable una prótesis, ni existe una tecnología tal como para que la prótesis conecte con los terminales del sistema nervioso en la boca, ni aguantaría un apéndice dada la fuerza que tienen los perros en las mandíbulas.

Kabang no quedó ciega ni tiene problemas de visión, tampoco quedó sin olfato, de hecho está ahora más expuesta a los estímulos sensoriales, tampoco tiene sequedad en la lengua, como han podido comprobar empíricamente quienes han recibido sus afectuosos lametones. Puede comer ella sola pese a no agarrar el alimento con la mandíbula superior, se alimenta más de comida húmeda que de pienso seco y se ayuda con las manos.

Para quienes comentaron que Kabang tendría mejor vida permaneciendo en un hogar de Estados Unidos con más recursos económicos, los veterinarios de la UC Davis contestaron que Kabang es una perra que tiene una familia en Filipinas que ha querido lo mejor para ella y con quienes regresará. El comunicado finaliza llamando la atención sobre las ventajas de la vida perruna, sin preocupaciones sobre el tratamiento a seguir, pasando de una actividad a otra: Kabang no se angustia al recibir quimioterapia o inyecciones contra la filariosis, se queda quieta y cuando termina la sesión salta para desplazarse por el refugio para descansar, comer, rastrear, jugar…

UC Davis ha declarado de forma reiterada que las cirugías consistirán en un tratamiento dental y el cierre de la herida que formaba un hundimiento en la cabeza de la perra. REGENERAR EL HOCICO DE KABANG NO ES POSIBLE. Debido a las informaciones tendenciosas en los medios de comunicación y por la negativa de la gente a leerse la trayectoria completa de su historia, UC Davis ha tenido que repetir esto una y otra vez. Es médicamente imposible que se pueda lograr una reconstrucción. Sería como si alguien hubiera perdido un brazo -u otra extremidad del cuerpo- y acudiera a su médico pidiendo que le regeneraran el brazo.

Más aún, un hocico protésico no es viable. Sería un apéndice inútil colgando de su cabeza. No existe una tecnología que conecte una prótesis veterinaria para perros con las terminaciones nerviosas para lograr que funcionara como un verdadero hocico. Incluso si dicha tecnología existiera, las mandíbulas de un perro son demasiado fuertes como para hacer operativa una prótesis. A la primera ocasión que intentara morder algo, la prótesis se caería, causando aún más daño que el que ya ha soportado.

Kabang no está ciega. Ve bastante bien. Afortunadamente, la herida desgarró su rostro justo por debajo de las cavidades oculares.

Kabang puede todavía oler. Alguien tiene olfato no por tener una nariz, sino por sus sensores olfativos. Los sensores olfativos de Kabang funcionan bien. De hecho, ella será capaz de olfatear aún mejor ahora que sus sensores están más expuestos y próximos a cualquier cosa que quiera husmear.

La lengua de Kabang no se reseca. En realidad, si alguna vez la sostuvieras en brazos, te llenaría de babas con sus afectuosos lametones.

Respecto a cómo hace para comer – se han publicado varios videos en la página de facebook, en el sitio web de UC Davis así como en otros sitios de internet donde la perra Kabang sale comiendo. Échales un vistazo.

Kabang tiene una familia que es legalmente titular, no es sólo su propiedad. La quieren y buscan lo mejor para ella. Y antes de que alguien vuelva a decir: «Bueno, pero lo mejor para ella sería quedarse en Estados Unidos con una familia que tenga más recursos económicos para cuidar de ella», ¡es absurdo argumentar eso! Ser menos privilegiado que otros no es un motivo para que te quiten a tu perro. UC Davis, Care For Kabang, el doctor Lim y todas las personas involucradas en el viaje de Kabang a Estados Unidos tienen la obligación legal de devolver a Kabang a su familia en Filipinas una vez que los procedimientos veterinarios se hayan completado. Nunca se consideró actuar de otra manera. Care For Kabang y Dr. Lim velarán porque reciba atención veterinaria y alimentación adecuada una vez que esté con su familia y pueda tener una larga, feliz y saludable vida.

Kabang no manifiesta padecimiento ni dolor. Ha vivido en este estado durante un año. Cualquier dolor que inicialmente padeciera hace tiempo que se atenuó.

Los humanos podríamos aprender un montón de Kabang. Una de nuestras mayores perdiciones, muchas veces, es que podemos pensar y razonar. Quizá demasiado. Ella desconoce que la quimioterapia podría deteriorarla, así que salta de la mesa cuando todo ha terminado y pasa el resto de su día como si no hubiera sucedido nada. Tampoco sabe que inyectar tóxicos para eliminar los gusanos que atacan al corazón -filariosis canina- podría ser letal también para ella, pero actúa como si no fuera gran cosas. Como humanos, damos demasiadas vueltas a la cabeza pensando sobre estas cosas, nos preocupamos en exceso, y nos compadecemos de nuestras circunstancias – todo ello probablemente empeora la situación. Kabang, en cambio, olvida instantes después lo acontecido y pasa a la siguiente cosa en su agenda del día, que habitualmente es comer, dormir, husmear o jugar. Es una de las perras más juguetonas y divertidas que hemos conocido nunca. Cualquiera que pase dos minutos de su tiempo con Kabang nunca pensaría en sacrificarla, poniendo fin a su vida. ¡Te robará el corazón al momento!

El día 5 de marzo de 2013 comenzó la cirugía maxilofacial, retiraron dos piezas premolares a Kabang, repararon el párpado inferior del ojo izquierdo y comenzaron con el cierre de la herida hasta la cavidad nasal, empleando tejidos de la cabeza. La intervención quirúrgica seria fue el 27 de marzo, con una duración de 5 horas, sin complicaciones ni en la recuperación tras la anestesia. Pasó sin embargo nueve días en la UCI durante el mes de abril pero se recuperó completamente en mayo de 2013. El día 31 de mayo se publicó una carta del padre de familia, donde agradecía el apoyo de los donantes y el buen trato en el hospital veterinario.

Carta agradecimiento Kabang

Soy Rudy Bunggal y quería dar las gracias desde lo más profundo de mi corazón a Ms. Karen (Kenngott – fundadora de Care For Kabang), Sir Rob (Warren – director de comunicaciones en UC Davis VMTH) y a todos los trabajadores y veterinarios de UC DAVIS que cuidaron de Kabang para recuperar su salud. Muchísimas gracias.

También a todos los donantes que ayudaron en la recaudación de fondos para costear el tratamiento médico de Kabang. Gracias a todos.

Rudy Bunggal

A continuación un vídeo sobre la historia de Kabang, durante su periplo para recuperar su salud tras el golpe que desfiguró su hocico:

El día 3 de junio Kabang recibió el alta hospitalaria definitiva y tras una sentida despedida en Downtown Davis partió el 6 de junio de 2013 en un vuelo para regresar a Filipinas con su familia y encontrarse con los lugareños. En la siguiente imagen se nota el cierre de la herida en torno a la nariz o fosa nasal:

Kabang

Kabang

Kabang no fue dada en adopción ni su titularidad fue transferida al doctor Anton Lim de Tzu Chi Foundation como se especuló en algunos medios de comunicación, sino que se realizó una autorización legal para que él tutelara a la perra durante su tratamiento veterinario, ya que Rudy Bunggal temía dejar a Kabang en manos de veterinarios que pudieran ser partidarios de eutanasiarla. Aquí tenéis fotografías de la intrépida perra askal de nuevo en Filipinas.

Kabang

Kabang

Kabang

Kabang

Kabang

Icono de los perros desfavorecidos, tiene ahora su nueva página en facebook: Kabang the Philippine Hero Dog. Regresó a Filipinas con tratamiento para protegerla un año más contra la filariosis canina, lo cual es una gran ayuda que no tienen los demás perros callejeros en zonas tropicales.

Faith, la perra bípeda

Faith perrita cachorraFaith es una perra con una historia de vida increíble, que puede servir de inspiración para muchas personas. Nació días antes de las navidades del año 2002, y la familia que la acogió tuvo suerte de tenerla en casa tres semanas más tarde. Faith, traducido como fe en español, formaba parte de una camada de perritos nacidos de madre de raza canina Chinese Chow Chow. Faith y otros cachorros nacieron con deformidades, concretamente en las patas pero solamente Faith sobrevivió, aunque la familia que convive con ella no era dueña de la perra que alumbró la camada.

Faith fue rescatada por uno de los hijos de la familia, Reuben, el 21 de enero de 2003, junto con su amigo Johnny, dueño de Princess, la perra de raza Chow Chow, cuando tras saltar la valla tras la cual se encontraba la perra, el lugar que tenía que custodiar en un mercadillo, vieron como se encontraban los cachorros que había dado a luz. La perra no parecía exactamente una madraza, debido a que instintivamente estaba dejando de lado a Faith, que era incapaz de abrirse camino entre la camada para poder tener un lugar donde amamantarse.

Faith era muy débil y no pensaron que esta cachorra pudiese salir adelante, Reuben tomó a la pequeña Faith debajo de Princess y se la llevó en su enorme jersey de los Putnam City Pirates, un equipo de fútbol americano.

Faith descansando

Faith comiendo

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Cuando Faith era cachorra tenía 3 patitas, pero la pata superior izquierda estaba deformada, mal colocada y con más dedos de lo normal en la pata de un perro. Al comenzar a atrofiarse a los 7 meses de edad decidieron consultar con un veterinario para remover la única pata superior que tenia. Muchas personas preguntan si fue sencillo enseñar a Faith a caminar sobre dos patas, cuando evidentemente, la mayor parte de los perros caminan sobre cuatro y solamente pueden erguirse temporalmente para saltar, obtener algo que está en alto o para reclamar atenciones de un humano. Lo cierto es que Faith no tardó demasiado en aprender a caminar sobre las dos patas traseras y fue un proceso de adaptación natural.

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Faith recibió una mención honoraria como miembro de E5 SGT del ejército estadounidense en junio del año 2006. Fue en Ft. Lewis cerca de Seattle, WA. Muchos civiles y soldados americanos estuvieron presentes en la Commission de Faith, que portaba una chaqueta ACU con la bandera de Estados Unidos y un parche del departamento de Defensa. Faith, la perra bípeda, lleva tiempo siendo una perra de terapia, que participa en diversas actividades motivacionales de grupo. Incluso se ha publicado un libro sobre su historia de vida y hay otro en camino, «Faith walks!», además de tener un peluche casi calcado a su imagen cuando era una cachorra. La difusión de la historia de Faith y su participación en terapias de grupos busca motivar con un relato real de superación, para animar a todas las personas con más dificultades respecto a los demás a usar todo su potencial.

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Faith la perra bípeda

Sitio oficial de la perra Faith: Faith the dog

Hachikō, el perro fiel

HachiHachikō, a veces conocido en japonés como ハチ (Hachikō, el perro fiel), fue un perro de raza Akita nacido en noviembre de 1923 en la ciudad de Odate (Prefectura de Akita, Japón). En el año 1924 fue trasladado a Tokio como un obsequio para Eisaburō Ueno, profesor del departamento de agricultura de la Universidad de Tokio. Desde la Prefectura de Akita hasta la estación de Shibuya viajó durante dos días en tren, en una caja. Cuando lo fueron a retirar las personas del servicio doméstico en casa del profesor, estos creyeron que el perro estaba muerto.

Sin embargo, cuando llegó a su domicilio, el profesor acercó al perro un vaso con leche, y éste se reanimó: no había fallecido asfixiado pese a las condiciones del viaje. El profesor lo tomó en su regazo y notó que las patas delanteras estaban levemente desviadas, por lo que decidió llamarlo Hachi (ocho en japonés, que muchas personas pronuncian como si la letra ‘h’ fuese una ‘j’) por la similitud con el Kanji (grafía japonesa) que sirve para representar al número ocho (ハ). En realidad, el perro estaba destinado a la hija del profesor como regalo tras la muerte de una perra anterior, pero pronto abandonó la casa paterna al quedar embarazada y casarse para irse a vivir a la casa paterna de su esposo. Así, al comienzo, Hachi iba a ser regalado, pero el profesor pronto se encariñó con el perro hasta llegar a una adoración recíproca.

El perro lo saludaba cada día desde la puerta principal y lo despedía al final del día en la cercana estación de Shibuya cuando el docente iba a su trabajo. La pareja continuó su rutina diaria hasta mayo de 1925, cuando el profesor Ueno no regresaba en el tren de costumbre. El profesor había sufrido un derrame cerebral en la universidad ese día, murió y nunca regresó a la estación de tren donde su amigo estaba esperando. Al lado de la tumba del profesor Ueno, en el cementerio de Aoyama, Minmi-Aoyama, Minato-Ku, Tokio se construyó un monolito posteriormente recordando a Hachiko, como un reencuentro espiritual en el más allá entre amo y perro.

Hachi fue entregado después de la muerte de su maestro, los perros de raza Akita son considerados talismanes en Japón además de excelentes guardianes, pero él se escapó de forma continuada de la casa del nuevo dueño, demostrando querer volver una y otra vez a su viejo hogar. Después de un tiempo, Hachi, aparentemente se dio cuenta de que el profesor Ueno ya no vivía en la casa, así que fue a buscar a su señor en la estación de tren, donde le había acompañado tantas veces antes. Cada día, Hachi esperaba en la estación de trenes a que el profesor Ueno regresase. Y cada día pasaba sin ver al maestro entre los viajeros que salían de los trenes de llegada en la estación.

Al estar permanentemente en la estación de tren, Hachi atrajo la atención de otros viajeros. Muchas de las personas que frecuentaban la estación de tren de Shibuya en Tokio habían visto a Hachi y al profesor Ueno juntos cada día durante años. Trajeron comida para Hachi, tanto pienso para perros como gastronomía japonesa, notablemente yakitoris, brochetas de pollo que los viajeros compartían con el perro al regresar a casa del trabajo, y lo atendían durante su espera en los andenes de la estación de tren, premiando su fortaleza y lealtad inquebrantables.

Hachiko

La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que lo rodeaban, que lo apodaron el perro fiel. En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación de Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se presentó la estatua. El metal de la escultura original fue reutilizado a causa de la Segunda Guerra Mundial, pero se erigió otra estatua en agosto de 1947, que aún permanece y es un lugar de encuentro extremadamente popular para los nacionales como para los turistas, tanto que en ocasiones la aglomeración de gente dificulta ver la escultura, sacralizando la figura del perro, por el aura en torno a la obra.

estatua Hachi

También se construyó una estatua similar delante de la estación de Odate, el lugar de nacimiento del perro. Hachikō murió de filariasis en marzo de 1935, una enfermedad parasitaria en el corazón, aunque las conclusiones del estudio de la necropsia arrojan que pudo padecer cáncer. Con todo, su longevidad se aproximó a la esperada para un perro Akita, igual que su fuerte carácter. Sus restos disecados se encuentran en el Museo de Ciencias Naturales de Ueno, Tokio, donde también hay otros animales ilustres. Hachikō es el protagonista de la película de 1987 Hachikō monogatari, dirigida por Seijiro Kojama, sin embargo tuvo sólo repercusión en Japón. En noviembre de 2009 salió una nueva película llamada: Siempre a tu lado, Hachiko, la más conocida en los países occidentales, protagonizada por el actor Richard Gere. Es a partir de esta película cuando la vida de Hachiko pasa a ser un fenómeno global.

Hachiko al final de su vida, enfermo en la estación de Shibuya, Tokio

Hachiko, fallecido el 8 de marzo de 1935
Velatorio de Hachikō en la sala de equipajes de la estación Shibuya, el 8 de marzo de 1935. En la primera fila, la segunda mujer desde la derecha, es Yaeko, la viuda de Hidesaburo Ueno. La foto fue publicada al día siguiente en el diario Yamato Shimbun.

Hachiko disecado

Hachiko museo ciencias naturales Ueno

En Japón, los hombres virtuosos no proclaman que no deben nada a nadie, no se olvidan del pasado, de su deuda hacia el pasado. La rectitud en Japón depende del reconocimiento del lugar que cada uno ocupa en la gran red de obligaciones mutuas que abraza juntamente a los antepasados y a los contemporáneos. Tanto los chinos como los japoneses tienen muchas palabras que significan ‘obligaciones’, pero estas palabras no son sinónimas, y su significado específico no tiene traducción literal en inglés o en español. La palabra para ‘obligaciones’ que abarca la deuda de una persona, desde la mayor hasta la menor, es on. On significa un peso, una deuda, una carga que uno lleva lo mejor que puede, cuando alguien tiene una deuda con otra persona, dice «llevo un on hacia él», «tengo una carga de obligaciones hacia él», a este benefactor le llaman su «hombre on».

«Acordarse del on de uno» puede significar una inmensa devoción recíproca. Un cuento japonés incluido en un libro de lectura del segundo año escolar y titulado «No olvides el on» emplea la palabra en este sentido. Hachiko inspiró esta narración para estudiantes sobre las obligaciones y la lealtad hacia los benefactores. Es un cuento para los niños, usado en clases de ética y relata la historia real de Hachikō, el perro Akita, un modelo de lealtad:

Hachi es un perro gracioso. Tan pronto como nació se lo llevó un extraño, quién lo trató como a uno de sus hijos. Por esta razón, incluso su débil cuerpo se hizo sano, y cuando su amo se iba al trabajo todas las mañanas, Hachi le acompañaba a la estación de tranvías, y por la tarde, cuando se aproximaba el momento en que él, su amo, volvía a casa, regresaba de nuevo a la estación para esperarle.

Con el tiempo, el amo murió. Hachi, -no sabemos si ignoraba lo ocurrido- seguía yendo a buscar a su amo todos los días. Iba como siempre a la estación a ver si su amo estaba entre la multitud que salía del tranvía. De esta manera se sucedieron los días y los meses, pasó un año, pasaron dos, tres años, incluso cuando ya habían pasado diez años, la vieja figura de Hachi se podía ver todos los días en la estación todavía buscando a su amo.

La moral de este cuento es la lealtad, que no es sino otro nombre del amor. Un hijo que quiere profundamente a su madre hablará de no olvidar el on que ha recibido de ella, con lo cual está expresando la misma devoción absoluta que Hachi tenía por su amo. El término, sin embargo, no se refiere específicamente al amor del hijo, sino a todo lo que su madre hizo por él cuando era un niño, sus sacrificios durante la adolescencia de éste y todo lo que ella hizo en pro de sus intereses al hacerse hombre, todo cuanto le debe a ella por su sola presencia. Implica devolver, al menos en parte, lo que se debe, y por esto significa amor. Pero su significado principal es ‘deuda’, mientras que en el pensamiento occidental pensamos en el amor como algo que se da libremente, sin la servidumbre de la obligación.

Dentro del cuadro de obligaciones japonesas y sus recíprocos, la devolución activa del on, se considera ko el deber hacia los padres y los antepasados. Ko es una obligación específica de gimu, obligaciones de devolución parcial, una milésima parte de lo recibido, y donde no hay límite de tiempo. Para aprender más acerca de las obligaciones en la cultura japonesa, se puede consultar la obra de antropología, El crisantemo y la espada, de Ruth Benedict.

Oscar, el perro trotamundos

Oscar es un perro afortunado y un peludín muy viajero, durante el año 2009 emprendió una ruta a través de los cinco continentes, recorriendo 29 países y posando para fotografías frente a algunos de los lugares más visitados del mundo en viajes turísticos, como Machu Picchu en Perú, la Gran Muralla en China, la Torre Eiffel en Francia y el Taj Mahal en India.

El perro fue rescatado y adoptado de un refugio canino en Sudáfrica por Joanne Lefson, residente en Johannesburgo, hace ya 5 años. En mayo del año 2009 decidieron emprender un largo viaje que resultase inspirador para millones de personas que conviven con perros y para quienes no se han decidido a salvar a alguno de los miles de perros que sobreviven como pueden en las calles. El viaje que ambos realizaron durante 6 meses costó un total de £250,000 que Joanne logró reunir vendiendo su casa y además pudo donar una buena parte repartida entre 50 asociaciones protectoras que se dedican a rescatar y buscar adoptantes para perros callejeros. La noticia publicada en Daily Mail es de un contraste notable en cuanto la ejemplaridad social no está en un privilegiado sino en la labor de las asociaciones protectoras de animales, sus voluntarios, las casas de acogida y el trabajo por evitar el abandono de animales.

Oscar, el perro viajero
Una ruta a través del desierto

Oscar, el perro viajero
Oscar junto a los Masai en Kenia

Oscar, el perro viajero
Oscar en Giza

Oscar, el perro viajero
Surcando el cielo en un girocóptero durante su paso por Costa Rica

Oscar, el perro viajero
Oscar en Machu Picchu, Perú

Oscar, el perro viajero
Oscar en Rio de Janeiro

Oscar, el perro viajero
Oscar en Hollywood

Oscar, el perro viajero
Oscar en Nueva York

Oscar, el perro viajero
Oscar en la Torre Eiffel

Oscar, el perro viajero
Oscar en la Torre de Pisa

Oscar, el perro viajero

Oscar, el perro viajero
Delante del Taj Mahal en Delhi

Oscar, el perro viajero
Un paseo en elefante por Nepal

Oscar, el perro viajero
Oscar y Joanne en Tailandia

Oscar, el perro viajero
Oscar en la Gran Muralla China

Oscar, el perro viajero
Oscar en Rusia, Moscú en la Plaza Roja delante de la Catedral de San Basilio

Lista completa de los países visitados por el privilegiado Oscar

Mayo

Sudáfrica
Botswana
Namibia
Zambia
Zimbabwe
Tanzania
Kenia
Egipto

Junio

Grecia
Turquia
Bulgaria
Rumania
Hungria
Croacia
Italia

Julio

Suiza
Francia
Rusia

Agosto

India

Septiembre

Tailandia

Octubre

Camboya
Malasia
China

Octubre/Noviembre

USA (California, New York, Arizona, Nevada, Texas, Utah and Florida)

Noviembre

Puerto Rico
Costa Rica
Peru

Noviembre/Diciembre

Argentina

Diciembre

Brasil

Noticia aparecida en DailyMail