Moma, disfrutando la vida con ortopedia canina

La historia de Moma es un ejemplo de ganas de vivir y de superación de desafíos. Fue abandonada cuando tenía cuatro meses en Alguazas, Murcia. Juan Antonio Mayor, un profesor de lengua de signos y publicista, decidió acogerla en su casa, de manera temporal hasta que fuera adoptada en un hogar. Moma, una perrita cruce de podenco, presentaba una cojera en una de las patas traseras y fue llevada a un veterinario de San Javier para hacer pruebas. Por una negligencia al inyectar el contraste en su columna vertebral antes de la radiografía, el veterinario provocó que la perra quedara con una parálisis del 60% en el cuerpo. De una cojera pasó a tener las dos patas traseras paralizadas y a ser una perrita discapacitada, pese a lo activos que son los podencos. Con su energía y ganas de jugar, no podía saltar y correr como otros perros, apenas podía ya desplazarse. Seguía siendo alegre pero era consciente de que su salud se había deteriorado y que era diferente a los demás.

Moma amazing dog

Juan Antonio lo pasó mal al ver cómo había empeorado la situación del animal que estaba criando en acogida, además de no recibir muy buenos consejos por parte de otras personas, quienes recomendaron que se sacrificara a la perra. Pero Moma tenía ganas de vivir y se iba a saltar todos los obstáculos. Los dos primeros meses bajaba al exterior cogida en una toalla. Comenzó a utilizar un carrito para poder pasear de nuevo, ayudándose de sus patas delanteras. Algunos niños al verla todavía dicen «¡Mira un perro en bici!». Tras sufrir un duro golpe, pasó a ser la compañera perfecta. Fue tutelada inicialmente por la asociación protectora de Murcia Los Torres de Cotillas. Al conocer las dificultades de la perra, una vecina ayudó con el primer carro que utilizó Moma y además recomendó que visitara la ortopedia canina Novecan en Alcantarilla, donde se fabrican prótesis para animales con movilidad reducida.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma se sorprendió cuando pudo pasear de nuevo, recuperando el equilibrio. Podía caminar recto, rastrear el terreno, jugar a atrapar la pelota y divertirse con otros perros. Volvió a tener la representación canina del mundo. Al vivir en un cuarto piso sin ascensor su compañero la lleva en brazos y también endereza el carro cuando vuelca. Se atreve con terreno duro en las calles, con hierba, tierra, y hasta dunas de arena en Calblanque. Moma ha tenido también buena fortuna al poder ir de vacaciones: conoce Pamplona, se ha bañado en el mar Menor, ha estado en Letur, Albacete y participó en la semana de la movilidad en Madrid en la edición de 2013.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma lleva ya más de un año con su carro, que ha tenido además diferentes colores, del blanco al rojo. Sus extremidades delanteras se han fortalecido mucho, hasta tal punto que puede saltar sobre los charcos. Es una perra con una historia impresionante pero aunque no lo sepamos hay muchos otros perros que utilizan una alternativa como el carro ortopédico canino cuando sufren parálisis en las patas. Su vida puede prolongarse y muchas personas rechazan el sacrificio por respeto a ellos.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Su página en facebook, Moma the amazing dog, va para 3000 «me gusta», tiene muchas más fotos, hay actualizaciones de las actividades de Moma, y más importante aún, el caso de Moma sirve para aprender sobre alternativas para animales con movilidad limitada y para mejorar las condiciones en que los perros pueden desplazarse en las ciudades.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Todavía faltan algunas firmas en una petición de Change.org para que los animales puedan usar las líneas de transporte público en Murcia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.