Trastornos del desarrollo neurológico en el cerebelo

Los perros, como otros mamíferos, pueden padecer trastornos del desarrollo en el sistema nervioso central, notablemente en el cerebelo, como la hipoplasia cerebelosa, la abiotrofia cerebelosa, o la hipomielinización. Las causas de algunas de estas enfermedades son infecciones víricas durante la gestación y malformaciones congénitas. El manual veterinario Merck, en su edición digital, ofrece un resumen de los trastornos neurológicos en el cerebelo de los perros, incluyendo las patologías congénitas y hereditarias.

La hipoplasia cerebelosa es más común en otros animales domésticos como los gatos, que pueden padecerla si la madre tuvo panleucopenia durante el embarazo o si fue víctima de envenenamiento, traumatismos o desnutrición severa. Sin embargo los perros también pueden padecerla, notablemente por el herpes virus canino, letal en cachorros recién nacidos. Se ha estudiado que los perros chow chow (song shi quan, en su nombre original chino trasliterado), los setters irlandeses y fox terriers cuando también padecen lisencefalia como enfermedad concomitante, son las razas caninas más propensas.

Samson, cachorro con hipoplasia cerebelosa, la falta de madurez del cerebelo al nacer provoca dificultades psicomotoras, sintetizadas en ataxia: descoordinación en los movimientos, falta de equilibrio, temblores, sobre todo en las extremidades posteriores, y caídas. Cuando están en reposo no tienen temblores, sólo cuando están en movimiento o tienen la intención de hacer algo. Si bien muchos cachorros pueden tener una buena infancia y alcanzar una longevidad como la de los ejemplares adultos sin trastorno neurológico, en casos donde se estime que hay otra enfermedad colateral que causa sufrimiento el perro puede ser eutanasiado; así ocurrió con Samson según puede leerse en los comentarios. La hipoplasia cerebelosa no va a más, no es degenerativa y por ello no hay que sacrificar a ningún animal que la padezca.

Cuando la hipoplasia cerebelosa se sitúa en el vermis o segmento que separa ambos hemisferios del cerebelo, y hay otras anomalías como la hidrocefalia y un ensanchamiento quístico del cuarto ventrículo, se produce el síndrome denominado Dandy-Walker. Aunque la incidencia de este síndrome es estadísticamente baja, se ha estudiado que los perros fox terrier de tamaño pequeño pueden tener predisposición.

La abiotrofia cerebelosa es una enfermedad neurológica autosómica, recesiva y monogénica, afecta también a otros mamíferos domésticos como gatos, caballos, vacas, ovejas y cerdos, no sólo a los perros. Se transmite de manera hereditaria cuando un descendiente recibe dos copias recesivas del alelo de sus progenitores, que pueden no padecer abiotrofia pero sí portar una copia recesiva, no expresada, en el genotipo. Al contrario que la hipoplasia cerebelosa, no se produce por malformaciones durante la gestación, sino tras el nacimiento de las crías, por la pérdida de neuronas Purkinje en la corteza cerebelosa, de manera gradual en las primeras semanas de vida.

Las manifestaciones son muy similares ya que el animal no tiene coordinación al desplazarse ni equilibrio, se pueden observar en cachorros de entre uno y cuatro meses de edad. La enfermedad no degenera pero tampoco se puede sanar, aunque es posible apoyar al animal para que se desplace con menos dificultad. La prevención es compleja pues se basa en evitar la copia del alelo al seleccionar los cruces durante la cría. Hay razas caninas con mayor predisposición a padecer abiotrofia cerebelosa como Kelpie australiano, Bretón, Gordon Setter, Schnauzer miniatura, Caniche miniatura, Collie de la frontera, Pointer, Airedale Terrier, Kerry Blue Terrier, entre otros. Los síntomas no se manifiestan a la misma edad en todas las razas ni en cada ejemplar, a partir del primer mes de vida ya hay signos clínicos en algunos cachorros, en otras razas a partir de los cuatro meses en adelante.

La hipomielinización es congénita, de carácter hereditario, está causada por la falta de mielina o la degeneración de la capa lípida que cubre los axones de las neuronas, una vaina aislante sobre la prolongación que transmite el impulso nervioso a otras células, produciendo alteraciones psicomotoras y visuales. Las razas caninas más afectadas son Springer Spaniel, Chow Chow, Samoyedo, Braco de Weimar, Boyero de Berna, y los síntomas se manifiestan entre las 3 y las 8 semanas de vida. Como en la hipoplasia y la abiotrofia cerebelosa, se observan temblores durante el movimiento, falta de masa muscular, debilidad en los miembros posteriores, mala coordinación, falta de reflejos y equilibrio.

El síndrome de la malformación caudal occipital y la siringomielia, quiste en la médula espinal, afecta particularmente a la raza canina Cavalier King Charles, entre los perros de pequeño tamaño. La malformación es comparable a la denominada Chiari en humanos, se caracteriza por una malformación congénita del hueso occipital en el cráneo, con una fosa caudal desplazada y una hernia cerebelosa a nivel del foramen magnum, el orificio en la base del cráneo donde se articula la columna vertebral y por donde pasa el fluido cerebroespinal generado en los ventrículos.

diagrama sistema nervioso perro

Las manifestaciones clínicas incluyen parestesia (sensación anormal de hormigueo, picores, entumecimiento muscular), ataxia (descoordinación en los movimientos), dolor en el cuello y debilidad muscular. Para la parestesia hay un tratamiento con el fármaco gabapentin (10 mg/kg, vía oral, dos veces al día), para regular la producción de fluido cerebroespinal se puede administrar un diurético como la furosemida. Para reparar la malformación en el cráneo hay una cirugía, denominada craniectomía descompresiva vía caudal occipital, aunque hay estadísticas de retorno de la dolencia en un 25% de casos.

4 comentarios sobre “Trastornos del desarrollo neurológico en el cerebelo”

  1. Mi perro tiene varios sintomas del sindrome del cerebelo como por ejemplo: le cuesta pararse, si lo hacia se caía con facilidad, no tiene capacidad de reacción al peligro (reflejos), contrae sus miembros hacia adentro, cuando se le carga, tiene comprensión tardía, se orina en su cama. Mi pregunta es: ¿esta enfermedad tiene cura?, porque me da pena ver a mi cachorrito así, tiene recién 45 días, lo abandonaron cuando tenia 20 días y lo adoptamos.

  2. Es necesario que un veterinario dé un diagnóstico certero sobre la causa de esas anomalías. Con 45 días de vida no se puede exigir al cachorro mucha comprensión en el adiestramiento ni tampoco que no se orine en casa, todavía es muy pequeño, apenas ha pasado el destete. Sin embargo, si al alcanzar 3 meses de edad no es capaz de tenerse en pie y se cae con facilidad al desplazarse, ese trastorno de movilidad podría estar debido a alguna enfermedad psicomotora.

  3. Mi perro con 1 año y 7 meses se ha quedado ciego por problemas neurológicos y está en tratamiento pero estoy preocupado por si recuperará la vista, está tomando prednisona cinfa 5 mg y enrofloxacina, y hasta el lunes que lo tengo que volver a llevar ya veremos en 7 días se va mejorando, pero el perrito sufre porque no ve y lo estoy pasando fatal, me gustaría saber más y poder ayudar a mi perro, gracias.

  4. Hola Luz, necesito información sobre como siguió su perrito por favor. Mi perrito presenta ese mismo síntoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.