Salud de los perros sordos

En la mayor parte de los casos de perros sordos, no existen consideraciones especiales a tomar para cuidar de ellos en cuanto que no hay tratamiento para curar la sordera congénita. Ante todo, debemos creer fielmente en que los perros sordos merecen vivir, que pueden ser adiestrados, merecen tener una vida digna como los demás perros, digan lo que digan en nuestro entorno, en alguna clínica veterinaria o en algún criadero de perros.

Al igual que los perros que han sufrido daños en su pelaje o que por causas genéticas pertenecen a razas sin pelo, los perros que tienen un pelaje blanco de pelo muy corto o con partes rosadas, deben protegerse de las quemaduras solares. Algunas zonas como el hocico son especialmente vulnerables a los rayos solares y pueden provocar quemaduras en los días donde el sol ha tenido mucha incidencia en las horas durante las cuales hemos salido de paseo y durante juegos en exteriores con el perro. Es importante minimizar la exposición a la luz solar intensa sobretodo en las horas críticas del día, entre las 12h y las 16h, aun cuando el día está nublado y no creemos que los rayos solares causen los mismos efectos. Se puede utilizar protección solar, si no encontramos lociones protectoras con un alto factor para perros, podemos usar las que se venden para bebés o personas con una piel muy blanca y sensible. Otra idea que suele resultar mejor por si nos pasamos echando crema, es usar un stick o roll-on similar a los protectores labiales con factor de protección solar SPF 30 ó superior, dando unas cuantas pasadas cerca de las zonas blancas y rosadas como el hocico y zonas debajo de la mandíbula o la tripa.

perro dálmata cachorro

La coloración del pelaje de los perros depende de su genética, un pelaje abundantemente blanco, sin apenas pigmentación y con algunas zonas rosadas puede ser debido a una coloración doble merle. El gen merle es una dilución muestra gen, no un gen relativo al color, es decir que no determina un color concreto pero si la dilución de otros colores o pigmentaciones, trabaja al azar en la base del color del pelo causando a los negros que se transformen en blue merles y los dorados en sables merles, diluyendo la pigmentación oscura y muchas veces estos perros presentan ojos claros, de tono azul.

El gen merle es un gen dominante, uno de los padres debe ser Merle para poder producir cachorros merles. Este gen no se lleva por generaciones sin ver y de repente aparece y causa un ejemplar merle o con ojos celestes. El gen maltese es otro gen que diluye el color del pelo pero no es un merle gen. Este gen diluye el tono negro en una pigmentación menos oscura repartida de forma imparcial en todas partes del cuerpo. En los perros de raza dálmata una abundante pigmentación y poca separación de los tonos oscuros moteados, provoca la aparición de manchas que si bien no responde al canon estético de algunos criadores, suele ser una prueba a nivel macroscópico de que el perro goza de buena capacidad de audición.

Los dobles merles son el resultado del cruce de dos perros merle, y que cada padre le dé el merle gen a las nuevas crías. El merle doble causa al pelaje que sea diluído hasta dos veces, el resultado parece ser blanco con gris o negro con manchas en el negro y marrón con manchas de tono dorado. Los perros denominados Merles Dobles no son genéticamente perros blancos. Un gran número de estos ejemplares son los que tienen defectos en la vista y el oído por la doble dosis del gen merle.

Muchos perros sordos son merles homozigotas, llamados dobles merles y su color es casi totalmente blanco y como se ha mencionado los únicos problemas de salud asociados a estos perros son las deficiencias en la visión y el oído, por eso se habla de la sordera congénita en los perros según su pigmentación. Los rumores que se puedan escuchar sobre otras disfunciones relacionadas con los órganos vitales de los perros dobles merles no son ciertos, no padecen problemas cardiacos, intestinales, alergias o inmunodeficiencia por tener este determinado pelaje de herencia genética, pero estos problemas pueden padecerlos todos los perros, de cualquier pelaje, pigmentado o no. Cuando hemos hablado sobre perros sordos, hemos mencionado que la clave de la sordera congénita está en la pigmentación del oido interno y que no puede determinarse por ver el pelaje del cuerpo del perro.

Es posible que un perro que únicamente tenga un gen merle, heterocigota, pueda parecerse en su aspecto exterior a un perro doble merle, con un pelaje similar pero los perros que no sean doble merle rara vez presentarán los mismos problemas en la visión, si un perro con un pelaje casi totalmente blanco no presenta problemas de visión es casi seguro que no es un doble merle.

perro dálmata adulto

Detectar problemas en la visión no es sencillo y requiere una visita al veterinario, igual que para detectar con seguridad la sordera y la mayor parte de afecciones. Sin embargo, algunos problemas se pueden detectar observando la forma de las pupilas del perro, si la pupila no es redonda, no está centrada en el ojo y se pueden notar algunas proyecciones en el iris seguramente el perro tendrá deficiencias en su visión. Generalmente lo que les ocurre a estos perros es que son muy sensibles a la luz solar y no reaccionarán igual que otros perros al mirar directamente a la luz. Muchos perros pueden experimentar pérdida de visión hasta la ceguera en los peores casos pero normalmente no existe una pérdida gradual progresiva en el tiempo salvo si es dañado por otras condiciones, el defecto en la visión se mantiene estable en el tiempo.

No existe relación directa entre la sordera y la ceguera, un perro sordo puede perder visión por una gran variedad de circunstancias como vejez, agresiones o enfermedad no relacionada con la sordera. Recordemos que no todos los dobles merles son sordos y que muy pocos perros desarrollarán al mismo tiempo sordera y ceguera. En cualquier caso, todos los perros, con deficiencias o no en sus sentidos, deben tener un hogar adecuado, con información y preparación podremos atenderles, aunque el adiestramiento de un perro sordo requiere más paciencia, horas y fuerza de voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.