Todas las entradas de: Perro feliz

El doble origen de la domesticación del perro (I)

Del aullido al ladrido, la domesticación del perro pregonó el Antropoceno, el Homo Sapiens crió durante el Paleolítico cachorros de lobo gris como auxiliares de caza y guardianes de los campamentos nómadas. Varios milenios antes de que el hombre lograra amaestrar cualquier otro animal, tener caballos, rebaños de ovejas, cabras y vacas. El perro comenzó a ser domesticado de un modo espontáneo y gradual en el Paleolítico superior, hace aproximadamente unos 38.000 años antes de nuestra Era, un período cronológico muy anterior a que existiera cualquier explotación ganadera en las sociedades sedentarias de agricultores, que son muy posteriores y datan del Neolítico en la Creciente Fértil de Oriente Próximo, 9000 años antes de nuestra Era. La domesticación del perro está considerada como una de las primeras piedras miliares de la influencia civilizadora del hombre sobre el planeta, un hito cultural previo al Neolítico, a las técnicas antiguas de plantación y regadío, hasta la revolución industrial que trajo las formas de agricultura y ganadería intensivas dando lugar al enorme crecimiento demográfico del Homo Sapiens en su etapa más reciente, hasta la superpoblación de 7000 millones de habitantes. Pese a la contingente desaparición de la megafauna del Pleistoceno, que favoreció a los antecesores prehumanos en su supervivencia frente a otros depredadores más fuertes, frente a mitos filantrópicos sobre la entrega del fuego a los hombres por el titán Prometeo, fue el descubrimiento de la domesticación como simbiosis artificial lo que permitió al hombre cambiar su relación con el entorno ambiental y dominar una naturaleza hostil, comenzando a dejar su huella en el planeta. La domesticación del perro como primer animal amaestrado del planeta anticipó por tanto el impacto global que las actividades humanas han tenido sobre los ecosistemas terrestres.

En el extremo oriental de Irlanda se encuentra Newgrange, un monumento cuya datación está entre 3300-2900 a.C., es más antiguo que las pirámides de Giza en Egipto y que Stonehenge, monumento megalítico situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra. Bajo su gran túmulo circular y entre los habitáculos subterráneos están enterrados muchos fragmentos óseos de animales. Entre ellos, Dan Bradley de Trinity College Dublin encontró la porción petrosa del hueso temporal del cráneo de un perro, que contiene el órgano de audición, en el feto es la parte relacionada con el desarrollo del tímpano y es una zona densa excepcionalmente útil para preservar el ADN. Cuando se intenta extraer ADN de un fósil, la mayor parte está contaminado por organismos microbianos parasitarios del cadáver, sin embargo, la parte petrosa del hueso temporal tiene un porcentaje tan elevado de pureza que se pudo secuenciar el genoma del largo tiempo difunto perro.

Greger Larson, arqueólogo y genetista, y su compañero de profesión -y fatigas- Laurent Frantz compararon las secuencias de ADN del perro enterrado en Newgrange con los genomas de al menos 700 perros modernos, para construir un árbol genealógico. Para su sorpresa había una bifurcación que dividía el árbol en dos grandes ramas o dinastías. Una incluye a todos los perros de Eurasia oriental, la otra incluye a todos los perros de Eurasia occidental. Los genomas de la rama occidental dan indicios de un cuello de botella que diezmó su población tras una larga migración. Según Larson los dos linajes de perros paleolíticos provienen de Asia, en alguna región de China donde se habrían domesticado perros que son antecesores de los mastines tibetanos, sin embargo, hubo un periodo de migración hasta Europa central donde se ramificó la evolución del perro doméstico. Grosso modo, se calcula que la separación se produjo hace 14000 años antes de nuestra Era. Pero los hallazgos arqueológicos de restos óseos de perros son mucho más antiguos y asociados a ritos funerarios en tumbas humanas. Lo cual quiere decir que cuando se produjo dicha migración desde Asia hacia Europa, ya había poblaciones con perros domesticados en la parte occidental del continente.

Para Larson, esto solamente tiene sentido si se interpreta que el perro fue amaestrado dos veces, domesticado por poblaciones humanas en dos periodos cronológicos y lugares separados del planeta. Como el doble nacimiento de Dyonisos, el perro tuvo que ser domesticado en dos etapas diferentes, como algunos avances culturales o técnicos se han producido históricamente en poblaciones que no estaban en contacto, sin que se pueda explicar por préstamo.

Hace unos 30.000 años, las poblaciones de Homo Sapiens en la parte occidental de Eurasia llegaron a domesticar ejemplares de lobos grises, criando cachorros en cautividad encontrados en madrigueras, dando lugar por auténtica generación a una nueva especie. Algo similar ocurrió de forma independiente al este del continente, dando lugar a dos grupos diferenciados de prehistóricos perros domésticos: aquellos de la zona geográfica europea occidental y aquellos de la zona asiática oriental. Antes de la Edad de Bronce, grupos de población migraron desde Asia hacia Europa central junto a sus compañeros perrunos y encontraron a perros prehistóricos occidentales con los que trabaron linaje.

Los perros asiáticos actuales tienen como antecesores las poblaciones antiguas que ya estaban en la región de China y el Tibet. Pero los perros prehistóricos occidentales, como los restos óseos de Newgrange, Irlanda, o Goyet, Bélgica, trazan su genealogía hasta los migrantes orientales, cuyos perros se reprodujeron junto a los ya domesticados en Eurasia occidental para mantener la especie pues en su mayoría los antepasados de Europa central se extinguieron. Otros estudios sugieren que diferentes animales empleados en explotaciones ganaderas también han sido domesticados en periodos y regiones separadas del planeta, por ejemplo los cerdos fueron domesticados en Anatolia y Asia oriental.

Las investigaciones de Larson han tenido detractores como Bob Wayne de la Universidad de California, Los Angeles, que critican que haya tal profunda división en los mapeos genéticos de los perros, dado que saca conclusiones a partir de un sólo hallazgo, los restos óseos de Newgrange. Es igualmente posible que los perros domésticos hayan sido amaestrados en un mismo periodo, generando patrimonios genéticos por cruces y selección, acompañando después al hombre en su diáspora por todo el planeta. En el año 2013, el equipo de investigadores de Wayne comparó los genomas mitocondriales (pequeños anillos de ADN situados fuera del conjunto principal) de 126 perros modernos y lobos, así como 18 fósiles. Concluyeron que los primeros perros fueron domesticados en alguna región de Europa o al oeste de Siberia en las Montañas doradas de Altái, entre el Paleolítico Superior y el Mesolítico. Y aparte del análisis genético, “la densidad de los fósiles encontrados en Europa nos indica muchas similitudes con los perros actuales, nada como los hallazgos encontrados en Asia oriental.”

European Origin of Domestic DogsLa investigación sobre los genomas mitocondriales de perros y lobos se publicó en un artículo de la revista Science, 15 Nov 2013: Volumen 342, Tema 6160, pp. 871-874: Complete Mitochondrial Genomes of Ancient Canids Suggest a European Origin of Domestic Dogs. Thalmann et al. analizaron completos genomas mitocondriales de perros y lobos de nuestros días, así como 18 fósiles caninos de hace 1000 a 36.000 años del viejo y nuevo mundo. Los datos sugieren que las antiguas poblaciones de lobos en Europa central, ya extintas, son ancestros directos de los perros domésticos. Más aún, algunos restos óseos de perros paleolíticos podrían representar eventos fallidos de domesticación. El protagonista de la portada es un ejemplar de perro Basenji, fotografiado por Barbara von Hoffmann, que representa uno de los linajes más diversos de perros existentes en la actualidad. Los análisis genéticos de antiguos y modernos cánidos incluyendo algunos de los vestigios óseos más antiguos, sitúan el origen de los perros en Europa hace 18.800 – 32.100 años.

Los orígenes geográficos y temporales del perro domésticos siguen rodeados de controversia, puesto que los datos genéticos sugieren una domesticación en Asia oriental hace unos 15.000 años, mientras que los fósiles con restos óseos similares a perros, encontrados en Europa y Siberia, en algunos fragmentos de cráneos y mandíbulas tienen una datación de hasta más de 30.000 años de antigüedad. Se analizaron genomas mitocondriales de 18 cánidos prehistóricos de Eurasia, en comparación con un panel exhaustivo de secuencias genéticas de perros domésticos y lobos. Los genomas mitocondriales de todos los perros modernos están filogenéticamente relacionados con similar proximidad a antiguos y modernos cánidos europeos. Los datos moleculares sugieren que la aparición de la domesticación se sitúa de forma imprecisa hace 18.800 a 32.100 años, lo cual muestra un intervalo demasiado laxo. Estos hallazgos indican que la domesticación del perro es la culminación de un proceso muy gradual que fue iniciado entre los Homo Sapiens cazadores y recolectores que llegaron a Europa y los cánidos con los que interactuaban.

Probablemente, los lobeznos criados en cautividad por capricho y curiosidad de un grupo de Homo Sapiens cazadores tenían el instinto debilitado como para desconfiar del hombre y regresar con su manada para vivir como sus congéneres los lobos grises salvajes. Al recibir recursos como sobras de comida por parte del hombre comenzó el lento proceso de domesticación de los primeros perros paleolíticos, que acabaron confiando en aquellos bípedos con escaso vello corporal, modificando sus patrones cognitivos de aprendizaje para volverse animales adiestrables y asistir a las bandas de cazadores en el rastreo y persecución de presas, completando la inédita simbiosis artificial y cambiando para siempre la forma en que los hombres se han relacionado con el medioambiente. Dicho proceso que culminó en el perro doméstico como subespecie del lobo fue sumamente gradual, con ramificaciones en las poblaciones que dieron lugar a un linaje que se extiende hasta los perros modernos, pero también con ramas extintas debido a intentos fallidos de domesticación que dieron lugar a progenie que mantuviera la transmisión genética.

Peter Savolainen del KTH Royal Institute of Technology en Estocolmo discrepa al respecto. Al comparar los genomas completos de 58 lobos y perros modernos, su centro de investigación ha mostrado que los perros en la zona sur de China tienen la mayor variabilidad genética. Y su origen puede trazarse hasta unos 33.000 años antes de nuestra Era, antes de que un subconjunto de ellos migrara hacia la parte occidental de Eurasia unos 18.000 años más tarde.

Los perros son descendientes del lobo

Lo cual coincide esencialmente con la interpretación precedente de Larson. La diferencia clave es que Savolainen no acepta la existencia previa de un grupo de perros paleolíticos domesticados en Europa central. Esos supuestos perros occidentales antiguos pudieron ser simplemente lobos. O tal vez se produjo una migración más temprana desde Asia hacia Europa. Sin embargo, lo que parece claro es que la primera fase de domesticación del perro ocurrió en la zona sudeste de Asia. Adam Boyko de Cornell University estudió los patrimonios genéticos de perros silvestres que sobreviven en la periferia de asentamientos humanos, concluyendo que hubo una única -y no doble- domesticación que se originó en Asia, entre India y Nepal. También se explicarían de este modo las transformaciones lingüísticas recogidas en el indoeuropeo, como migración desde Oriente hacia Occidente hace unos 4500 años, como indica un artículo de la revista Nature publicado con fecha de 12 de febrero del 2015, por Ewen Gallaway, donde se destaca que un grupo de migrantes relacionados con la etnia Yamnaya que todavía tiene herederos en Rusia y Ucrania, migró desde Oriente hasta la zona norte de Europa y los países nórdicos, dando origen a lenguas germánicas y eslavas.

Larson añadió que sus compañeros de la comunidad científica se enfocan demasiado en los genes e ignoraban una línea crucial en las evidencias de los restos óseos. Si los perros se hubieran originado como subespecie descendiente del lobo una sola vez, debería localizarse un gradiente ordenado de fósiles desde los más antiguos al centro de la domesticación hasta los más recientes lejos del foco. No es lo que tenemos. En cambio, los arqueólogos han encontrado fósiles de más de 15 000 años en Europa occidental, y fósiles de 12.500 años de antigüedad en Asia oriental, pero ningún resto más antiguo de 8 000 años fue nunca desenterrado en regiones situadas entre los extremos del continente.

“Si estamos equivocados, ¿cómo explicar los datos arqueológicos?” cuestiona Greger Larson. “¿Saltaron los perros domesticados desde Asia oriental hasta Europa occidental en una semana y luego hicieron el camino de regreso 4000 años después?” No. Tiene más sentido una domesticación dual. Mietje Genompré, arqueóloga del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, está de acuerdo con que las evidencias óseas respaldan la interpretación de Larson.

Kiwi, cocker con enfermedad cardíaca necesita nueva familia

Kiwi es un perro de raza cocker, mayor con unos 10 años de edad, que en el año 2012 entró a vivir con un grupo de estudiantes que compartían casa en Murcia, que lo acogieron tras ser abandonado por una familia porque los padres de la dueña tenían ya otro perro y la hija se mudó alquilando una habitación pequeña. Kiwi tenía aproximadamente 6-7 años y desde entonces ha sido inseparable con uno de los compañeros de piso, que tuvo que emigrar recientemente. Kiwi es como un ahijado perruno para la chica que lo difunde en adopción tratando de buscarle una familia, siendo el anterior titular legal su antiguo compañero de piso, quien viajó a Chile para buscarse la vida. Quería llevárselo pero debido a una enfermedad del corazón que padece Kiwi, con especial incidencia en los perros de raza cocker, fue advertido de que podría no aguantar el trayecto en avión. Tras meses buscándole hogar y no encontrar a nadie dispuesto, se marchó. Sólo han encontrado una mujer que lo cuide a cambio de dinero, pero si pasa el tiempo y no aparece un adoptante no podrán cubrir los gastos. Kiwi tiene ahora unos 10 años y sus problemas del corazón requieren tratamiento con un coste de 60 euros mensuales.

perro cocker en adopción

Kiwi es un perro cariñoso y agradecido, sólo necesita alguien que le quiera. Es un caso muy difícil pero es un compañero apreciado y esperan encontrar un hogar que sea su familia definitiva en los últimos años de vida y que no acabe en un centro de recogida de animales. Si estás interesado o conoces a alguien responsable contacta por favor al email.

Email: bar.roldan@gmail.com

Abu, perro anciano superviviente en Basauri con ortopedia

Abu es un perro con una historia conmovedora que volvió a renacer tras una travesía por el desierto. Ya era un perro entrando en la vejez cuando fue encontrado en una gasolinera del municipio burgalés de Bercedo, que había alcanzado calado de agua aparentemente tras salir del cauce del río Cerneja. Apareció cojeando en un estado lamentable, malherido con más de quince proyectiles alojados en el cuerpo, garrapatas y otros parásitos. En el surtidor de la gasolinera se lo entregaron al hijo de Cirilo López, natural de Basauri, quien se interesó en salvar la vida del desdichado animal para que no tuviera un final infame.

Comenzaron a buscar clínicas veterinarias para tratarlo, tras varias pruebas determinaron que Abu sufría un tipo de atrofia en la pata delantera izquierda. «Mi hijo pagó tres operaciones en diferentes centros de Burgos para ver si conseguía recuperar la movilidad de la pata, pero sin éxito», se lamenta Cirilo, de 79 años. Trasladado a Basauri, Bizkaia, y tras realizarle una nueva intervención quirúrgica que «tampoco sirvió para mucho», llegó una quinta cirugía, que, por desgracia, fue todavía peor. «Resultó un completo desastre. Le pusieron unos hierros en la pata que más tarde se le empezaron a salir. Le fastidiaron también el hígado con los antiinflamatorios», reprocha Cirilo López, que cuida al perro desde hace casi cuatro años.

perro ortopedia canina basauri

«Cuando le llevé a la clínica de Basauri estaba casi muerto. Le hicimos análisis durante cuatro meses hasta que pasó lo del hígado por la medicación, pero no volvía a andar». Aun así, ni el perro ni su dueño se dieron por vencidos. Durante dos años, Cirilo lo sacó a la calle en brazos. Finalmente hallaron una solución que ha mejorado la calidad de vida del pequeño perro: un aparato de ortopedia canina.

«Sabíamos que había muchos animales con artrosis que utilizan carros con ruedas traseras para poder moverse, pero no conocíamos casos de piezas delanteras». Gracias a internet, un hijo de López consiguió lo que llevaban años buscando. «El chaval encontró una empresa estadounidense llamada Ruff Rollin que hacía ruedas delanteras. Mandó un par de correos y en veinticinco días tuvimos el aparato.»

«En España hay una especie de férulas para las patas de delante, y en Bilbao hay una empresa de ortopedia para mascotas, pero ninguna de esas opciones nos servía», aclara. Ahora, con casi catorce años y los achaques propios de su edad, Abu sigue en fase de rehabilitación. Lleva dos meses acostumbrándose a sus nuevas patas. Gracias a ellas, cuatro años después, ha vuelto a caminar e incluso correr. «La veterinaria ha dicho que está ejercitando mucho las patas de atrás».

perro ortopedia canina basauri

«Con la nieve y la lluvia que ha caído durante estos últimos meses no hemos sacado mucho partido al aparato, pero ahora vamos de aquí para allá. Antes no podía llevarle al parque y sólo le sacaba unos 30 minutos. Ahora aguanta más de una hora correteando por ahí», relata Cirilo. No hay nada más que ver cómo se maneja el can con sus ruedas delanteras, hechas a medida, que cuentan con diferentes zonas regulables y una barra estabilizadora.

«Es la sensación del pueblo. He contado su historia mil veces y los vecinos se siguen escandalizando y conmoviendo por igual», asegura López, que le pasea muy orgulloso. Frecuentan habitualmente el parque Bizkotxalde, caminan ante la atenta mirada de los transeúntes, que no pueden evitar girar la cabeza a su paso. «Es muy listo y no me pierde de vista. Vamos por la calle y es todo un espectáculo. El otro día unas señoras me pararon y me dijeron que me daban un diez como dueño».

La mayoría de sus conocidos elogian su valentía y pundonor. Muchos piensan que otros, en el lugar de Cirilo, habrían mirado para otro sitio o lo hubieran transportado, sin más, a una perrera. «Pero nunca he pensado en sacrificarle, ni se me ha pasado por la cabeza. Cuando despertó de su última operación, me clavó la mirada y pensé que me lo llevaba al fin del mundo. No le abandonaría nunca», sonríe conmovido.

Noticia en ElCorreo Bizkaia.

Proyecto Nala, sillas de ruedas fabricadas en Venezuela para animales discapacitados

Proyecto Nala es una iniciativa emprendedora cuya actividad es la fabricación artesanal de sillas de ruedas para perros y gatos discapacitados, con algún tipo de parálisis en las patas o pérdida de extremidades. Los carritos ortopédicos son fabricados a medida según la complexión del animal, más complicado en perros por ser de constitución más dispar que los gatos. Nace en Venezuela en abril del 2014 de la inventiva criolla de Ana González, gestora de una residencia canina en Charallave, localidad de Cristóbal Rojas del estado Miranda, quien decide fabricar sillas de ruedas para animales discapacitados tras recibir peticiones de ayuda al ser conocido que años atrás buscó alternativas para varios perros y un gato: Nala, Ruffo, Catire, Black y Lisie, quienes pudieron tener una segunda oportunidad para disfrutar la vida gracias también sea dicho a quienes hicieron donaciones para cubrir los gastos veterinarios de su cuidado.

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico

carrito ortopédico

Cuando un perro o gato tiene una discapacidad por una patología psicomotora, una grave lesión en las patas, por amputación, malformación congénita o falta de nacimiento de sus extremidades, el pronóstico no suele ser alentador y muchas personas aceptan el mal consejo de sacrificar al animal. Afortunadamente cada vez más personas se plantean alternativas ortopédicas, animados por las ganas de vivir de su compañía de cuatro patas. Proyecto Nala y un grupo de protección animal, Panda Jaramillo, obtuvieron experiencias positivas con varios perros, lo que animó a más personas a solicitar ayuda a nivel local.

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico canino

No hay muchas empresas dedicadas a necesidades especiales de mascotas en Venezuela, e importar una silla de ruedas para perros discapacitados tiene un alto coste, aproximadamente, junto con el envío: entre 500-700 USD según si se importa de países como España o Estados Unidos, donde hay empresas que fabrican buenas soluciones en ortopedia canina, autoajustables o a medida. Ana González fijó un precio solidario equivalente a 100 USD, en su taller fabrica camillas con cuatro ruedas para perros tetrapléjicos y carritos con ruedas para perros discapacitados para dar movilidad en la zona de las patas delanteras y traseras. Usa tubos de metal o PVC y ruedas recicladas.

carrito ortopédico canino

carrito ortopédico canino

«La gente empezó a llamar para saber donde podían comprar las sillas. Yo les daba las coordenadas en Estados Unidos y Colombia, pero los precios eran muy altos, así que decidí derribar el monopolio con una línea artesanal que minimizara los costos.»

Para comenzar con la primera línea de sillas de ruedas recibió la ayuda desde Colombia del artista plástico Hugo Delgado, además de adquirir un modelo de silla de ruedas fabricado en Estados Unidos con la ayuda de padrinos y madrinas. A partir de ahí, taladro y soldadura para crear los primeros prototipos del proyecto, que acepta propuestas e ideas para mejorar los carritos.

carrito ortopédico canino

«La intención es que nadie pueda lucrarse con estos modelos, pues a medida que más personas aprendan a elaborar sus propias sillas, el producto pasará de ser un bien de lujo a un derecho para todos los animales que lo necesiten. Hace poco publiqué tutoriales para que la gente haga sus propias sillas. Entre más personas y veterinarios conozcan los modelos, más animales serán salvados de la eutanasia y de una vida limitada.»

Gracias a la influencia en facebook y otras redes sociales es posible que se desarrollen proyectos similares en otros países americanos como en Argentina, de donde es Amma, una perrita que disfruta de la vida aunque lleve un carro ortopédico. Dados los costes de las sillas de ruedas para mascotas discapacitadas, no todas las personas que se enfrenten a este desafío podrían comprar una y más en periodos de crisis económica donde incluso es complicado para muchas familias cubrir los gastos veterinarios.

carrito ortopédico canino

Más información en la página de Proyecto Nala.

El Campito, refugio para perros abandonados con necesidades especiales

El Campito es un refugio pensado para ayudar a perros abandonados que requieren cuidados especiales, situado en Buenos Aires, Argentina. Es privado, no recibe presupuesto económico ni ayuda de ningún organismo o administración estatal, tampoco de empresas privadas. La misión que realizan comienza con la llegada de un animal en estado de abandono o maltrato, sigue con su recuperación y termina con la adopción responsable. Están comprometidos con el rechazo al sacrificio y su prioridad son perros discapacitados, con parálisis o alguna extremidad amputada, ciegos, sordos, con alguna enfermedad o en vejez avanzada. El refugio alberga 750 perros, de los cuales 110 son discapacitados motrices, algunos han perdido una pata, sumados a los cientos de ciegos, sordos, y unos 250 ancianos. Los perros con discapacidad motora utilizan carritos ortopédicos, reciben una oportunidad para disfrutar la vida, cuando en una perrera o zoosanitario serían sacrificados.

Caminata por la vida perros discapacitados
Caminata por la vida organizada en junio de 2012 por El Campito en el barrio de Palermo, Buenos Aires, con más de 50 perros.

Caminata por la vida perros discapacitados

El Campito no tiene cuotas para socios. Se puede ser padrino / madrina del refugio, o de un perrito al que proteger en particular, a voluntad: no hay montos fijos y la frecuencia de la ayuda también es voluntaria. Dentro de los eventos de la asociación están las caminatas por la vida, promoviendo alternativas como la ortopedia canina en caso de discapacidad motriz, frente al sacrificio. También realizan colectas, mercadillos solidarios, cenas, y conciencian a la población sobre la protección animal y la tenencia responsable, fomentando la adopción frente al modelo de compra/venta en criaderos, tiendas de mascotas y particulares. Tratan de promover las buenas relaciones entre personas y asociaciones sin fines de lucro que ayudan en la actividad de protección animal, repartiendo parte de las donaciones en alimentos, antiparasitarios, medicamentos o para tratar casos de perros con atención especial. Cuentan con un equipo de más de 250 voluntarios dedicados a cuidar semanalmente de los animales en el refugio, ayudar en los eventos y gestionar los procesos de difusión y adopción.

El refugio para perros de El Campito tiene jornadas de puertas abiertas, está en Longchamps, Buenos Aires, Argentina. Los sábados se reúnen en Av. Hipólito Yrigoyen al 18.500, Longchamps, en la estación de servicio PDV a las 13h30 y de ahí parten en caravana hacia el refugio. El primer fin de semana del mes se realiza los domingos. Se suspende en caso de lluvia. Luego de la primera visita, conocer a los cuidadores y las reglas del lugar, es posible acercarse al albergue de lunes a sábados de 9h a 17h. Desde el año 2009, las instalaciones han ido mejorando, con más plazas, mejores cheniles, zonas comunes y recursos para tratar a los discapacitados o perros con alguna enfermedad. Puesto que su prioridad está en ayudar a los perros discapacitados y en avanzada vejez, no pueden aceptar animales encontrados o recibir otros casos mientras tengan a perros con necesidades especiales a la espera. Animan a quienes deseen ayudar que se impliquen más allá de avisar sobre un perro callejero visto en mal estado en una determinada dirección, es posible organizarse para llevarlo a un veterinario incluso si no se puede ofrecer la propia casa para acoger temporalmente.

El Campito Refugio para perros

El Campito Refugio para perros

El Campito Refugio para perros

El Campito Refugio para perros

El Campito Refugio para perros

Campito escolar es una iniciativa para educar a los niños desde las bases. Enseñar la responsabilidad que implica tener una mascota en el hogar, la identificación, vacunación y los beneficios de la castración a temprana edad dado el problema de superpoblación de animales domésticos relacionado con el abandono. Se busca también sensibilizar a los niños sobre el maltrato animal y lograr que las generaciones futuras sean respetuosas y se comprometan a ayudar a aquellos animales que estén en situación de abandono.

Este proyecto abarca tres niveles educativos: la etapa inicial (niños de 3 a 5 años), la etapa EGB (niños de 6 a 11 años) y la etapa ESB (adolescentes y preadolescentes a partir de los 12 años). El enfoque básico es el mismo para todos, pero se incluye el uso de términos como «eutanasia», «criaderos clandestinos» y «zoonosis» para los niños de mayor edad. Las charlas son dadas por voluntarios del refugio con una duración aproximada de 1h30 a 2h. Finalmente se coordina una visita de los alumnos al albergue para que los niños puedan estar en contacto con los perritos.

El Campito Refugio para perros

Los perros con limitaciones al no poder desplazarse con sus patas no se auto-compadecen, ni tampoco sus compañeros hacen diferencias. Un animal con alguna discapacidad aprende a manejarse, sin sentirse menoscabado y tiene su propia experiencia del mundo. No tienen como nosotros los humanos la misma autoconciencia, pero sobre todas las cosas, pueden ser plenamente felices.

Más información, actividades, perros en adopción y cómo ayudar:

– Web El Campito Refugio
– Tumblr El Campito Refugio

Moma, disfrutando la vida con ortopedia canina

La historia de Moma es un ejemplo de ganas de vivir y de superación de desafíos. Fue abandonada cuando tenía cuatro meses en Alguazas, Murcia. Juan Antonio Mayor, un profesor de lengua de signos y publicista, decidió acogerla en su casa, de manera temporal hasta que fuera adoptada en un hogar. Moma, una perrita cruce de podenco, presentaba una cojera en una de las patas traseras y fue llevada a un veterinario de San Javier para hacer pruebas. Por una negligencia al inyectar el contraste en su columna vertebral antes de la radiografía, el veterinario provocó que la perra quedara con una parálisis del 60% en el cuerpo. De una cojera pasó a tener las dos patas traseras paralizadas y a ser una perrita discapacitada, pese a lo activos que son los podencos. Con su energía y ganas de jugar, no podía saltar y correr como otros perros, apenas podía ya desplazarse. Seguía siendo alegre pero era consciente de que su salud se había deteriorado y que era diferente a los demás.

Moma amazing dog

Juan Antonio lo pasó mal al ver cómo había empeorado la situación del animal que estaba criando en acogida, además de no recibir muy buenos consejos por parte de otras personas, quienes recomendaron que se sacrificara a la perra. Pero Moma tenía ganas de vivir y se iba a saltar todos los obstáculos. Los dos primeros meses bajaba al exterior cogida en una toalla. Comenzó a utilizar un carrito para poder pasear de nuevo, ayudándose de sus patas delanteras. Algunos niños al verla todavía dicen «¡Mira un perro en bici!». Tras sufrir un duro golpe, pasó a ser la compañera perfecta. Fue tutelada inicialmente por la asociación protectora de Murcia Los Torres de Cotillas. Al conocer las dificultades de la perra, una vecina ayudó con el primer carro que utilizó Moma y además recomendó que visitara la ortopedia canina Novecan en Alcantarilla, donde se fabrican prótesis para animales con movilidad reducida.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma se sorprendió cuando pudo pasear de nuevo, recuperando el equilibrio. Podía caminar recto, rastrear el terreno, jugar a atrapar la pelota y divertirse con otros perros. Volvió a tener la representación canina del mundo. Al vivir en un cuarto piso sin ascensor su compañero la lleva en brazos y también endereza el carro cuando vuelca. Se atreve con terreno duro en las calles, con hierba, tierra, y hasta dunas de arena en Calblanque. Moma ha tenido también buena fortuna al poder ir de vacaciones: conoce Pamplona, se ha bañado en el mar Menor, ha estado en Letur, Albacete y participó en la semana de la movilidad en Madrid en la edición de 2013.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma lleva ya más de un año con su carro, que ha tenido además diferentes colores, del blanco al rojo. Sus extremidades delanteras se han fortalecido mucho, hasta tal punto que puede saltar sobre los charcos. Es una perra con una historia impresionante pero aunque no lo sepamos hay muchos otros perros que utilizan una alternativa como el carro ortopédico canino cuando sufren parálisis en las patas. Su vida puede prolongarse y muchas personas rechazan el sacrificio por respeto a ellos.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Su página en facebook, Moma the amazing dog, va para 3000 «me gusta», tiene muchas más fotos, hay actualizaciones de las actividades de Moma, y más importante aún, el caso de Moma sirve para aprender sobre alternativas para animales con movilidad limitada y para mejorar las condiciones en que los perros pueden desplazarse en las ciudades.

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Moma amazing dog

Todavía faltan algunas firmas en una petición de Change.org para que los animales puedan usar las líneas de transporte público en Murcia.

Ringo y Harry, dos grandullones mayores buscan nueva familia en Arca de Noé, Córdoba

Ringo y Harry son dos compañeros de fatigas, nacidos en el año 2004, que fueron inicialmente adoptados, y ahora que van a entrar en su vejez han recibido la patada. Están en el refugio de la protectora Arca de Noé, de la provincia española de Córdoba, donde han pasado el caluroso verano del sur y en los próximos meses, salvo que encuentren un adoptante, les espera el frío del invierno. Dificulta su adopción que son perros grandes y mestizos, mientras la mayoría de la gente prefiere perros pequeños de raza para tener compañía y marcar status, dejando a los de más talla para la vigilancia de parcelas. Ringo está algo delgado, es de color más claro, mientras Harry está regordete, más fornido, y tiene el pelo marrón más oscuro.

adoptar perro grande

adoptar perro grande

adoptar perro grande

adoptar perro grande

adoptar perro grande

adoptar perro grande

Contacto

Email: elarcadenoecordoba@gmail.com
Web: http://www.arcanoecordoba.es/

Sauron, perro grande cruce gran danés, nacido en el año 2005, en adopción en Arca de Noé, Córdoba

Sauron llegó al albergue de la asociación protectora de animales Arca de Noé Córdoba después de haber pasado mucho tiempo tras una jaula en una perrera de mala muerte. Para los perros de tamaño grande, mestizos y de edad avanzada, es difícil ser adoptados en un buen hogar ya que mucha gente los ve como un instrumento de alarma para su parcela y para disuadir a ladrones de viviendas unifamiliares. Se mantiene la creencia errónea de que los perros grandes no pueden vivir en apartamentos y que es mejor dejarlos fuera en una parcela como vigilantes, sin poder tener el afecto de la familia.

adoptar perro grande

adoptar perro grande

Sauron es un perro grandote, creen que cruce de gran danés, con pelaje atigrado como los bóxer o los presa canario. Tiene aproximadamente 8 años, su salud es buena, ha demostrado tener buen comportamiento con perros y con humanos, es obediente y cariñoso. Busca una segunda oportunidad para llegar a la vejez junto a una familia que lo quiera el resto de su vida.

Contacto

Email: elarcadenoecordoba@gmail.com
Web: http://www.arcanoecordoba.es/

Pulgui, podenco blanco de pelo largo nacido en julio de 2012 busca un hogar definitivo

Pulgui es un podenco de tamaño pequeño a mediano, con unos 10 kg de peso, completamente blanco y de pelo largo. Tiene unos ojos claros azulados preciosos y una trufa rosada deliciosa. Es un perro joven, activo y enérgico, muy afectuoso y juguetón, le gusta correr con otros perros. Apenas acaba de cumplir un año de edad y todavía se comporta como un cachorro. Se encuentra en el refugio de la asociación protectora de animales Uno de los Nuestros, a la espera de un hogar definitivo en una familia que lo quiera para toda la vida. Está vacunado, desparasitado y castrado, no se entregará a cazadores.

adoptar podenco

adoptar podenco

Más imágenes de Pulgui en su álbum de Facebook.

Contacto

Email: uno.nuestros@gmail.com
Teléfono: 658 399 627
Más avisos en facebook de podencos en adopción en España, perros de casa y no de caza.

Carletto, perrito anciano rescatado del campo en Cáceres, España

Carletto es un perro de tamaño diminuto, apenas 2 kg de peso, que fue encontrado en mal estado vagando por el campo cerca de Cáceres. Es un abuelete peludo, parece cruce de shih tzu, quienes lo están cuidando creen que puede tener en torno a 12 años de edad. Sería una compañía magnífica para una familia con personas mayores o sedentarias en sus hábitos. Carletto no necesita hacer mucho ejercicio ni correr por el parque, tan sólo caminar al lado de quien lo cuide, disponer de comida, agua y un lugar tranquilo para descansar en casa. Y los mimos que no le dieron. No parece que se haya perdido ya que nadie lo ha reclamado.

adoptar perro anciano

Contacto

Email: refugiosanjorge@gmail.com / progettoanimalistaperlavita1@gmail.com
Teléfono: 622 707 625
Álbum de fotos de Carletto en facebook.
Más perros mayores buscan adopción a través del grupo de facebook SOS abuelos, peludos mayores de 7 años.