Archivo de la etiqueta: legislación

Seprona investiga una red de peleas de perros en Málaga

Agentes del cuerpo de seguridad Seprona de la Guardia Civil de Málaga han investigado a cuatro personas por un delito de maltrato animal de manera continuada en el tiempo por la organización de peleas de perros de razas potencialmente peligrosas. La denominada operación Kennels (en inglés, perreras) se inició el pasado mes de agosto a requerimiento del Juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Fuengirola, localidad de la provincia española de Málaga, como consecuencia de un proceso judicial por el que se investigaba la comisión de otros delitos. Entre las pruebas de la documental obrante, se proporcionó a los agentes del Seprona varias grabaciones audiovisuales donde se observaban peleas de perros.

Los agentes visionaron las imágenes y comprobaron la existencia de estas peleas de perros, en la que algunos de estos animales sangraban abundantemente como consecuencia de las heridas que se producían por mordeduras. También se podía observar cómo los organizadores y asistentes al espectáculo ilegal jaleaban a los perros a enfrentarse violentamente, con ensañamiento y crueldad.

Seprona Guardia Civil operación Kennels

En el transcurso de las investigaciones, la Guardia Civil logró identificar lugares y fechas de la comisión de los delitos así como a los organizadores y participantes en las peleas, pudiendo constatar que las mismas eran organizadas por los investigados en lugares previamente acordados a través de las redes sociales, a los que solo asistían personas allegadas y de especial confianza del organizador, dado que además las grababan en vídeos, para evitar ser delatados ante las autoridades. Uno de los lugares habituales donde los descerebrados organizaban las peleas de perros era el criadero que poseía uno de los investigados, en el que tenía acondicionada una arena a modo de reñidero o ring de pelea, donde uno de los compinches hacía de árbitro para dirigir las peleas.

Durante las peleas, los organizadores ponían música a un volumen muy alto para evitar que desde el exterior se escucharan los ladridos, gruñidos y quejidos estremecedores de los perros durante los enfrentamientos. Tras los combates, los perros no recibían ningún tipo de asistencia veterinaria a pesar de las lesiones sufridas, limitándose después de las peleas a refrescar a los canes con agua para rebajar la tensión, las pulsaciones cardíacas, y limpiar la sangre.

Seprona Guardia Civil operación Kennels

En el criadero los agentes han requisado maquinaria para entrenar a los perros, métodos de preparación física para que tiraran de peso para adquirir corpulencia, músculo, resistencia y ejercicios para aumentar la mordida, para poder ser más competitivos en las peleas ilegales. Los guardias civiles de Seprona han podido determinar por las grabaciones que estas peleas de perros se han venido produciendo desde el año 2011 hasta principios del año 2016. Algunos miembros del grupo investigado criaban cachorros de razas potencialmente peligrosas, según normativa contenida en Ley 50/1999 que se desarrolló en el Real Decreto 287/2002, posteriormente Real Decreto 1570/2007, utilizándolos como reclamo en estas peleas para darles mayor prestigio y valor económico en la compra/venta, actividad también realizada bajo cuerda.

Comunicado oficial de prensa Seprona: La Guardia Civil investiga a cuatro personas por varios delitos de maltrato animal relacionados con peleas de perros.

Viajar con perro en los trenes de RENFE

Si resides en España y te desplazas en los trenes de la red ferroviaria RENFE, seguramente te has preguntado qué normativa existe para poder viajar con perro en los trenes de RENFE, tanto en Cercanías dentro de las ciudades y los municipios aledaños que tienen esta red de transporte como en recorridos de mayor distancia o en alta velocidad. Algunas personas piensan que sólo los perros que son guía o lazarillo de personas invidentes pueden acompañar a un viajero o que sólo los animales domésticos que vayan en transportín pueden acceder a los vagones. Esto no es así: dentro de los trenes de Cercanías no es raro ver a viajeros acompañados por perros, sujetos con correa y muchos peludos de pequeño tamaño van incluso cogidos en brazos.

La página principal para conocer la normativa es Viajar con animales en RENFE, que incluye AVE y Larga Distancia, Avant y Media Distancia, Cercanías. Sobre los trenes de Cercanías hay que revisar para cada núcleo donde hay red de transporte, en orden alfabético: Alicante, Asturias, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Madrid, Málaga, Murcia, San Sebastián, Santander, Sevilla, Valencia, Zaragoza.

viajar con perro en trenes RENFE

AVE y Larga Distancia

– Se permite su transporte siempre que no se opongan el resto de los clientes.

– El viajero que los lleve a su cargo se hace responsable de las molestias y daños que pueda ocasionar el animal.

– Deben ir con la documentación y en las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad previstas en la legislación vigente. El transporte se limitará a pequeños animales de compañía, entendiendo como tales, perros, gatos, hurones y aves (no de corral), cuyo peso máximo no exceda de 10 Kg.

– Se admitirá como máximo un sólo animal por viajero, siempre dentro de una jaula, o elemento transportín u otro tipo de contenedor cerrado, cuyas dimensiones máximas no superen 60 x 35 x 35 cm., y que dispongan de algún dispositivo que permita contener y retirar los residuos.

– En trenes AVE existe la posibilidad que la jaula ocupe una plaza. En este caso, se aplicará la Tarifa General o de Ida / Vuelta en la clase que corresponda.

– En plazas acostadas sólo será posible el transporte en departamentos/cabinas completas (modalidad familiar).

– El transporte es gratuito cuando el viajero que los lleve a su cargo tenga un billete en clases Preferente sentada, Club, Business, cama Preferente, cama Gran Clase y Butaca Gran Confort.

– Para el resto de clases se establece un precio correspondiente al 25% del asiento de clase Turista según el trayecto y tipo de tren correspondientes.

Avant y Media Distancia

– Se admitirán para su transporte pequeños animales domésticos, siempre bajo la custodia del viajero que los lleve si no se oponen los otros viajeros o se producen molestias a los mismos, siendo responsable aquél de los danos que estos pudieran ocasionar. Los animales deberán ir, cuando proceda, con la guía de sanidad, en las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad previstas en la legislación vigente.

– El transporte se limitará a pequeños animales, como perros, gatos, hurones y aves, cuyo peso máximo no exceda de 10 kg.

– El importe a abonar será el 25% del billete a Tarifa General del tren correspondiente en el que se efectúe el viaje, no pudiéndose acoger a otras tarifas o descuentos.

– Se admitirá como máximo un solo animal por viajero, siempre dentro de una jaula con dispositivo que permita contener y retirar los residuos. Las dimensiones de la jaula no deben superar 60x 35x 35 cm.

– Este transporte se podrá realizar en todos los trenes de Media Distancia, si bien, podrá limitarse en aquellos trenes con saturación de viajeros. Se podrá establecer máximos por tren y coche para este transporte. Este transporte no ocupará asiento ni podrá disponer de reserva de plaza. El precio será el establecido en la tarifa vigente.

– De acuerdo a la legislación vigente, los perros lazarillos podrán viajar en todos los trenes de forma gratuita.

viajar con perro en trenes Cercanías Renfe

En Cercanías

– Se admitirá para su transporte pequeños animales domésticos, siempre bajo la custodia del viajero que los lleve, si no se oponen los otros viajeros o se producen molestias a los mismos.

– No se emitirá billete ni se abonará cantidad alguna por su transporte.

– De acuerdo a la legislación vigente, los perros lazarillos podrán viajar en todos los trenes de forma gratuita.

– Cercanías podrá limitar su transporte a los trenes, horarios y estaciones que se autoricen en cada Núcleo.

Si consultamos por núcleos, en las ciudades citadas más arriba, no hay demasiados cambios en las normativas, que se sintetizan en:

– En los trenes de cercanías se pueden llevar animales de compañía, sin límite de peso, entendiendo como tales perros, gatos y aves.

– No es necesario llevar al perro dentro de una jaula o transportín cerrado.
– Los perros siempre deberán ir sujetos con correa y provistos de bozal.
– El propietario o acompañante del animal es el responsable de los daños que éste pueda ocasionar.
– No hay que pagar un coste adicional al billete o título de transporte del viajero.
– Siempre tiene que viajar en los trenes y en los horarios que Cercanías tiene marcado con el criterio de atención al cliente, evitando las horas punta.

En caso de viajar con perro en los trenes de Cercanías en Madrid, serían: por las mañanas: desde que se inicia el servicio hasta las 06:00 horas, de 09.00 a 13.30 horas. Por las tardes desde las 16.30 horas hasta las 18.00 y de 21.00 horas hasta que finaliza el servicio. En la Línea C – 9 no pueden viajar animales domésticos en época invernal.

En Cádiz, deberá elegir viajar a cualquier hora del día los sábados y festivos y de lunes a viernes de 10.00 a 13.30 horas y además de 20.00 horas hasta que finaliza el servicio. En Málaga puede viajar de lunes a viernes, por las mañanas, desde el inicio del servicio hasta las 09.00 horas y de 11.00 a 13.00 horas y por las tardes desde las 20.00 horas hasta que finaliza el servicio. Los sábados y festivos desde que se inicia el servicio hasta las 09.00 horas, de 11.00 a 13.00 horas y de 20.00 horas hasta que finaliza el servicio.

En Murcia y Alicante, puede viajar de lunes a viernes, por las mañanas, desde las 10.00 hasta las 12.00 horas y desde las 16.00 a las 18.00 horas. Por las tardes desde las 21.00 horas hasta que finaliza el servicio. Los sábados y festivos pueden viajar a cualquier hora del día. En Sevilla deberá elegir viajar de lunes a viernes, por las mañanas, desde las 10:00 h. hasta las 13:30 h. Por las tardes desde las 20:00 h. hasta que finaliza el servicio. En Valencia deberá ser de lunes a viernes, por las mañanas, desde que se inicia el servicio hasta las 13.00 horas. Por las tardes desde las 16.00 horas hasta que finaliza el servicio. Los sábados y festivos pueden viajar a cualquier hora del día.

En San Sebastián hay una cláusula contradictoria relativa a los horarios ya que puede leerse en la web dedicada a viajar con animales en Cercanías Renfe: «Renfe Cercanías podrá determinar la limitación o suspensión del transporte de animales de compañía en las fechas o periodos de horarios que en su caso se determine. El animal de compañía puede viajar cualquier día de la semana, a cualquier hora.» Esto es, salvo normativa ad-hoc para determinadas fechas en el calendario con interés turístico o especial afluencia de viajeros, no habría limitaciones horarias como, por ejemplo, ocurre en la comunidad de Madrid.

– Si las condiciones así lo aconsejaran, excepcionalmente, el interventor podrá no permitir el acceso de animales domésticos a ciertos trenes. Igualmente existe la cláusula que obliga a abandonar el vagón de tren en caso de quejas de los demás viajeros por la presencia del perro. No se puede ocupar un asiento adicional y es conveniente evitar los vagones más llenos de viajeros y quedarse en los asientos más desocupados o cerca de las puertas.

En los Rodalies de Catalunya, la normativa para viajar con perro en el tren puede leerse en la web incluida en el dominio de la Generalitat:

En todos los servicios de cercanía de Cataluña está permitido transportar pequeños animales domésticos gratuitamente, en el caso del servicio de cercanía, con el abono previo del 25% de la tarifa base si viaja en servicios regionales. Tienen que ir bajo la custodia de la persona usuaria que los lleve, si no se oponen las otras personas usuarias o se producen molestias a éstas, y será responsable el viajero o la viajera de los daños que los animales pudieran ocasionar, siempre que la ocupación de los trenes no haga modificar esta condición. Los perros tienen que llevar bozal y cadena y tienen que estar sujetados con una correa desde el momento en que se acceda a las dependencias ferroviarias. Los animales pequeños tienen que viajar dentro de cestos o jaulas, pero en ningún caso pueden ocupar asientos. Los perros considerados potencialmente peligrosos por la normativa vigente no podrán estar a cargo de menores de 16 años. La persona que los lleve tendrá que llevar la licencia y certificación acreditativa de inscripción en el registro municipal y la correa tendrá que ser, como máximo, de dos metros. En cualquier caso, se admitirá un único animal por persona usuaria. También se admite el transporte de perros guía de invidentes que pueden acompañar gratuitamente su titular.

Conclusiones

Si bien es posible viajar con perro en las redes ferroviarias de RENFE, hay todavía limitaciones importantes y ciertas cláusulas que, dependiendo del contexto, deberían ser flexibles o diferenciar ciertos casos. Las normativas más sensibles al transporte de animales se aplican en las redes de trenes de Cercanías, que tienen menos rigidez en las limitaciones.

– Sólo se puede llevar un animal por viajero, esto es, una persona que quiera llevar a varios perros para una urgencia y no disponga de vehículo privado no podría llegar en tren.

– Es necesario tener la documentación del animal, esto es, la cartilla veterinaria con las vacunas y desparasitaciones al día y si la persona que viaja con el perro no figura como propietario, un documento que le autorice temporalmente para su custodia, como los contratos de acogida.

– En medio, largo recorrido y alta velocidad el peso máximo que no puede superar el animal son 10 Kg. A efectos prácticos, que esto impide que viajen todos los perros que no sean de pequeño tamaño, ya que un perro mediano está entre 15-25 Kg.

Sólo es gratuito viajar con perro en los trenes de Cercanías, se aplican tarifas en medio, largo recorrido y alta velocidad para el transporte de animales domésticos, como hemos citado más arriba es generalmente un porcentaje de la tarifa en el billete del viajero.

– Afortunadamente queda la suficiente racionalidad para considerar que los perros guía están exentos de las limitaciones de peso y la cláusula que obligaría al viajero a abandonar el tren, ya que son considerados imprescindibles para que la persona invidente pueda desplazarse por la ciudad. Los perros lazarillo de personas ciegas podrán acompañar gratuitamente a su titular en todos los trenes de Grandes Líneas. RENFE aconseja el uso de cadena y bozal, los perros no ocuparán plaza y deberán ubicarse al lado de su dueño y cerca de las puertas de salida. No hay limitaciones de horarios, pueden realizar desplazamientos diurnos como nocturnos.

Según mi experiencia al observar perros que viajan en trenes de Cercanías Renfe, la normativa que más nos cuesta cumplir es el bozal. He visto a pocos perros con el bozal puesto, pese a ser obligatorio. Es cierto que puede ser contraproducente en perros tranquilos, pacíficos y de buen carácter en cualquier situación, ya que hace creer a los demás que la mejor explicación para poner un bozal a un perro es que el animal puede llegar a morder o tener reacciones violentas. Ni siquiera en los perros que llevan bozal durante los paseos cotidianos es siempre por este motivo, ya que algunas personas colocan el bozal para evitar que el perro tienda a comer cosas que encuentre en el suelo, incluyendo restos de comida o heces.

Se usan generalmente dos tipos de bozales: los de tela o tejido sintético como el nylon que se ajustan como una red y los que tienen una rejilla, de plástico o metálica. Los del segundo tipo tienen un precio más alto y son algo más aparatosos, pero permiten jadear y sacar la lengua con mayor facilidad al perro, que no se sentirá tan castigado. Se trata de que el perro lleve el bozal solamente durante los trayectos, al entrar en la estación de tren y sobre todo tenerlo colocado antes de subir al vagón para evitar cualquier suspicacia. Algunas personas no lo ponen si el perro está molesto pero lo llevan por si los vigilantes de seguridad les llaman la atención.

perro en trenes Cercanías Renfe
Nano, magnífico perro bretón viajando en un tren de Cercanías Renfe en Madrid.

Para evitar que el perro intente quitarse el bozal rascándose, es bueno intentar acostumbrarlo, entrenando durante ratos cortos, ya sea en los paseos cotidianos o en casa. Felicitando al perro pasados unos minutos por su paciencia, y como si se tratara del cumplimiento de una orden de llamada, espera o posición sentada, recompensar con un premio de comida. El bozal no debe ir completamente tenso, debe ser posible meter los dedos entre sus paredes y el hocico del perro, de modo que él pueda sacar la lengua.

perro en trenes Cercanías Renfe

perro en trenes Cercanías Renfe

En caso de quejas de algún viajero susceptible es preferible cambiar de vagón, sin abandonar el tren, evitando las discusiones. Si los vigilantes de seguridad nos llaman la atención es inteligente ser cordial al contestar, sólo en una ocasión vi a dos guardias obligar a un chico joven a bajarse del tren por no llevar a su perra con bozal por actuar de forma maleducada, mientras que un matrimonio de mediana edad recibió un reproche de los guardias por olvidarse el bozal pero no tuvieron que abandonar el tren. He llegado a hablar con guardias de seguridad que personalmente tienen que viajar con perro y comprenden las normativas, por lo que durante su jornada laboral tratan de ser flexibles salvo si les contestan de forma chulesca y despectiva, pero aplicando algo de psicología y mano izquierda en el trato no suelen forzar a ningún viajero con perro a abandonar el tren. En una ocasión un guardia de seguridad me dijo que tenían que revisar que se cumpliera el uso de bozal como el resto de normas, pero que entendía que realmente era razonable sólo en perros agresivos.

Indignación por la muerte de una galga en los túneles del metro de Madrid

El pasado jueves día 17 de enero una perra galga se coló en la línea 6 del metro de Madrid en torno a las cinco horas de la tarde. Según una portavoz de Metro, accedió a la red previsiblemente por las cocheras de la estación de Laguna y fue vista por primera vez en la estación de Carpetana. Durante toda la tarde, se ralentizó la circulación de los trenes en la línea 6 -conocida como circular-, una de las que tienen más demanda en la red suburbana de la capital española, mientras se intentaba atrapar al animal desde las estaciones sin parar el servicio, ralentizando la velocidad habitual de los trenes. Como puede verse en un vídeo en Youtube realizado con grabaciones de las cámaras de seguridad, la galga fue vista desplazándose asustada por vestíbulos, por las vías y en los túneles hasta las 18h30, cuando se le perdió la pista en la estación de Sainz de Baranda. Una mujer reclamó a la perra durante la noche, y al parecer pudo bajar de madrugada a los andenes ya con el servicio de transporte en horario cerrado pero no lograron cogerla ni que acudiera a la llamada. Se creyó que la galga podía haberse escondido por miedo en algún tramo de las galerías de la red de transporte subterráneo, con decenas de kilómetros, pero no se permitió que diferentes asociaciones protectoras de animales pudieran entrar a los túneles y colocar jaulas trampa con los trenes fuera de circulación. Desde Metro de Madrid se reconoció que si bien los viajeros no corrían peligro, un perro podría ser atropellado o ser electrocutado en las vías.

Como una crónica de una muerte anunciada, el pasado domingo día 20 de enero, Metro de Madrid, escribió ya de madrugada a través de su cuenta de la red social Twitter que habían encontrado sin vida el cuerpo de la galga en uno de los túneles del suburbano. La galga fue atropellada por uno de los trenes cerca de la entrada a los andenes y tenía una pata amputada, con sangre seca. Su cuerpo no fue ni siquiera sacado por operarios del transporte subterráneo, sino por personas de asociaciones animalistas. El texto emitido por Metro de Madrid fue: «Lamentamos que el perro haya aparecido sin vida. Os podemos asegurar que se ha hecho todo lo posible en todo momento por rescatarlo.» A través de Twitter se sucedieron las reacciones en el propio canal de Metro de Madrid y con los hashtags #galgametro #perrometro.

twitter metro de Madrid galga muerta

Matilde Cubillo, presidenta de Justicia Animal, intentó convencer sin éxito junto con otras personas animalistas a los vigilantes de seguridad de la estación de Sainz de Baranda para rescatar a la galga y que aceptaran los métodos de las asociaciones protectoras de animales que se habían movilizado por el caso. Tres personas pudieron bajar a las vías y sacar el cuerpo de la perra con una pata arrancada, sangre seca y sin que tuviera el rigor mortis o la rigidez característica en los cadáveres unas horas tras el fallecimiento. «No llevaba mucho tiempo muerta, le podíamos haber evitado la agonía o incluso haberla salvado», lamentaron desde Justicia Animal. La presidenta de Justicia Animal regresó el mismo día por la tarde tras difundirse la noticia de la muerte de la perra al vestíbulo de la estación Sainz de Baranda con varias decenas de personas animalistas y representantes de asociaciones protectoras de animales para protestar y concentrarse en memoria de la galga, que consideran Metro dejó morir. La galga no tenía chip de identificación según las informaciones publicadas en diferentes periódicos, aunque la mujer que fue a reclamarla la misma tarde de su pérdida fue considerada la dueña. Las imágenes a continuación están tomadas del vídeo que aparece en la noticia publicada en El País.

galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

La empresa Metro de Madrid emitió un comunicado en el que lamentaba que la perra apareciera sin vida en la vía y explicaba que habían intentado capturarla con personal propio y dejando pasar a trabajadores de un centro de protección de animales municipal. «Desde el principio intentamos rescatarla y que no sufriera ningún daño (…) Lo sentimos tanto como muchos de vosotros». Diferentes asociaciones protectoras de animales: Sociedad Protectora de Animales y Plantas, Compañeros del Hogar de Luci, Más Vida y Justicia Animal, denuncian en un escrito conjunto que la actitud de Metro de Madrid fue engañosa, excusándose con fingimiento y mala fe, no les dejaron pasar a los túneles para intentar capturar a la galga con vida.

manifestación en Sainz de Baranda por Lucha, la galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

Lucha murió el sábado 19 de enero en uno de los túneles subterráneos en un tramo a pocos metros de los andenes de la estación de Sainz de Baranda, su cuerpo fue recuperado antes de la medianoche y al día siguiente se organizó una manifestación animalista con la presencia de perros en la estación, varios con pancartas que llevaban escrito «Metro mata», especialmente galgos como Lucha.

«Llevábamos tres días pidiendo que nos dejaran meter una jaula trampa para atraparla, pero no nos lo permitieron». El sábado día 19 de enero, tras pasar más de seis horas en el andén, decidieron bajar por su cuenta. Un maquinista ya había visto a la perra tirada dentro del túnel a unos metros del andén de la estación de Sainz de Baranda. «De manera continua se nos negó que eso fuera verdad por parte de los superiores responsables del metro y perdimos mucho tiempo intentando que se pudiera salvar a la galga, que aún podía estar malherida y agonizando». Hicieron el recorrido en tren para localizar el lugar exacto donde estaba la perra tirada; sobre las 23 horas de la noche y ante la desesperación de saber si el animal estaba aún vivo, tres activistas saltaron a la vía sin permiso. La presidenta de Justicia Animal, Matilde Cubillo, ha explicado que se vieron obligados a tomar esa decisión de saltar a las vías ante la posibilidad de que la galga estuviera agonizando. «No podíamos dejarla morir sin más. El comportamiento de Metro fue vergonzoso, aunque la de los trabajadores y agentes de seguridad que se encontraban en el lugar fue correcta». La portavoz de Metro señala que un jefe de línea había descendido a la vía con anterioridad y comprobado que la perra estaba muerta, por lo que esperaban al final del servicio para retirar el cuerpo del animal. «Pusieron en peligro a los viajeros al bajar a la vía», dijo la portavoz de Metro en relación a las mujeres de las protectoras que se metieron en el túnel para tomar en brazos el cuerpo de la galga. «No hubiera podido ir a mi casa sabiendo que el animal estaba todavía ahí y que probablemente seguía con vida», lamentó Matilde Cubillo.

manifestación en Sainz de Baranda por Lucha, la galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

manifestación en Sainz de Baranda por Lucha, la galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

manifestación en Sainz de Baranda por Lucha, la galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

Las asociaciones protectoras estudian presentar una denuncia por maltrato animal, en concreto debido a la omisión del deber de socorro, recogido en el artículo 337 del Código Penal, contra la empresa pública que gestiona el metro de Madrid y pedirán a la Concejalía de Transportes que se fije un protocolo de rescate de animales en las vías del tren. El reglamento de circulación de la empresa recoge sin demasiada concreción que se actuará «con precaución» cuando se encuentre algún objeto, persona o animal en la vía. «No es la primera vez que pasa, ocurrió lo mismo con un gato en las vías del andén de la estación de Franco Rodríguez, igualmente se le negó el auxilio», señala Aranza Sanz, abogada de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid.

En Change.org, Silvia Bonmati, de la asociación ASPA Barcelona, creó el día 20 de enero, cuando se difundió la noticia de la muerte de la galga, una petición de firmas: Justicia para la galga muerta en el metro de Madrid, contraponiendo el procedimiento y la indiferencia de Metro de Madrid con un precedente sucedido en el año 2001 en Barcelona, cuando un perro se coló en las vías del metro y fue rescatado tras interrupción del servicio de trenes.

Estimados/as Señores/as:

Con relación a la perra galga perdida en la red de Metro de Madrid hace tres días y que ha sido hallada muerta, por atropello, en la tarde de ayer, quiero manifestar la siguiente queja:

1.- Es inaceptable que sabiendo de la existencia de una perra por las vías del Metro NO SE TOMARAN las medidas ADECUADAS para proceder con su RESCATE, como por ejemplo, una vez localizada, cerrar las salidas de los túneles en ambos sentidos para recoger a la perra en el tramo en el que por ejemplo, fue vista y grabada.

2.- Es inaceptable que LA PASIVIDAD E INDIFERENCIA con la que los responsables del Metro de Madrid se han tomado que este asunto haya concluido lamentablemente con la muerte de la perra.

3.- Es insoportable comprobar como todavía se sigue considerando a los animales como seres no sintientes, sin importar el valor de su vida.

Por todo ello y considerando que el reglamento de circulación dice que en caso de haber presencia en vías se procede al encendido del alumbrado del túnel y se comprueba la vía en ambas direcciones circulando con los trenes completamente desalojados y a un máximo de 10-15 kilómetros por hora y hasta no estar completamente seguros de que la vía queda libre de cualquier presencia en ella no se puede ni debe reanudar el servicio.

Considerando que otros casos parecidos como el ocurrido en Barcelona, 2001, en donde un perro mezcla de pastor alemán y husky se coló en las vías del metro tuvo otro final: se interrumpió el servicio de 2 líneas para iniciar un rescate que duró 3 horas y en el que participaron 5 bomberos, varios guaridas urbanos, personal del metro y un empleado de la perrera municipal. Fue capturado sano y salvo y trasladado a la perrera municipal tras la pertinente visita al veterinario. Allí fue bautizado como “Metro” y entregado a la Fundación Altarriba.

Manifiesto mi más profunda queja ante la falta de SENSIBILIDAD y sobre todo de EFECTIVIDAD Y VOLUNTAD para BUSCAR, RECOGER y RESCATAR a la perra galga perdida de METRO DE MADRID, así como mi indignación porque en pleno siglo XXI estas situaciones, que acaban en muerte y en el sufrimiento ya no sólo del animal angustiado por tres días y malherido hasta morir, sino también de su familia.

Para que así conste, se hace efectiva esta reclamación.

A través de la página de Metro de Madrid en la red social Facebook, diferentes usuarios reprocharon la desidia de los responsables de Metro de Madrid, su pasividad al no rescatar a la perra mediante los métodos de las protectoras de animales y por no detener los trenes.

críticas a Metro de Madrid en Facebook por dejar morir a una galga en los túneles de Sainz de Baranda en enero de 2013

Se ha organizado una concentración para el día 31 de enero en la sede de Metro de Madrid, calle Cavanilles número 58 a las 12 horas para continuar las protestas iniciadas en la estación de Sainz de Baranda, tras difundirse el día 20 de enero la muerte de Lucha, como ha sido llamada simbolicamente la perra galga.

concentración por Lucha, la galga muerta en enero de 2013 en el metro de Madrid

El escritor Arturo Pérez-Reverte publicó el día 2 de febrero un artículo en su sitio personal, Era sólo una perra.

Hartas de aquello, dos mujeres, Irene Mollá, de la asociación Más Vida, y Matilde Cubillo, de Justicia Animal, decidieron echarle ovarios. Mediaban 18 minutos entre el paso de cada tren, así que saltaron a las vías desoyendo las órdenes del jefe de Seguridad del Metro, para internarse en el túnel con las pantallas de sus teléfonos móviles como linternas. Al poco regresaron trayendo a la galga en brazos, tapada con una chaqueta, todavía sangrando con una pata amputada. Atropellada. Muerta. En los cuatro días transcurridos, cuando aún estaba viva y sana, ningún vigilante había acudido a rescatarla, ningún empleado se arriesgó a una sanción por parar el tren. Los convoyes, que se inmovilizan cuando caen a las vías unas llaves o un teléfono para que el personal baje a buscarlos, los conductores que si hay huelga ignoran los servicios mínimos cuando conviene al sindicato correspondiente, no pudieron detenerse unos minutos para rescatar a la galga extraviada.

Seprona investiga la muerte de perros por desnutrición en un criadero insalubre de San Sadurniño, Galicia, España

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil investiga un caso de maltrato animal detectado en el municipio coruñés de San Sadurniño, Galicia. Los agentes del cuerpo de seguridad estatal encontraron cuatro perros muertos y otros seis moribundos en un local situado en el bajo de una vivienda de la localidad de A Pallota, en la parroquia de Lamas. Los canes llevaban al menos tres semanas encerrados, sin comida ni agua, en una especie de garaje o trastero, en condiciones de insalubridad. Los animales pertenecen a unas personas que según la noticia aparecida en La Voz de Galicia, responden a las iniciales Y. E. C. y A. A. V., procedentes de Madrid. Estas mujeres se anunciaban a través de internet como criadoras de perros que, aseguraban, vendían en una tienda de Madrid. La Guardia Civil ya había actuado de oficio contra ellas, esto es, abriendo una investigación judicial en ausencia de denuncia con acusación particular, debido a las malas condiciones del criadero, por lo que se efectuó una inspección sanitaria del local.

perros fallecidos por desnutrición en un criadero ilegal de San Sandurniño, Galicia

La actual investigación comenzó a inicios del año 2012, en el mes de enero: se localizaron dos inmuebles donde estas mujeres habían residido y posteriormente abandonado. La Guardia Civil había seguido la pista de las dos criadoras de perros hasta que este sábado 8 de diciembre de 2012, dieron con la casa donde se hallaban una decena de canes, cruces de distintas razas, situada en una finca cerrada. Dos galgos y dos border collies murieron por inanición y los otros seis perros que fueron encontrados moribundos, dos galgos y cuatro border collies, sufren caquexia, palabra técnica que refiere a una delgadez patológica, derivada de la falta de alimentos y agua. Los miembros del Seprona trataron de auxiliar y salvar a los perros que habían sobrevivido. Después recabaron la colaboración de la protectora ferrolana Arco da Vella, que el domingo se hizo cargo de los canes, con apoyo de la clínica veterinaria coruñesa Canis y la tienda de animales Animalia, de Ferrol. La veterinaria Laura Gómez Bahamonde, responsable de la clínica Aristovet, de Ortigueira, les proporcionó pienso para alimentar a los perros, extenuados y asustados, alguno de ellos había permanecido tendido durante días sobre sus propias heces. En el recinto se observaron también restos de un cadáver desmembrado, que habrían intentado comerse los demás perros para sobrevivir, no muy diferente de lo que, en una situación extrema, habría hecho instintivamente cualquier animal, incluso el hombre con tal de no morir.

contra la explotación de animales en los criaderos

La actividad económica enfocada a la cría de animales domésticos es inmoral por dos motivos principalmente: – el lucro se obtiene a partir de la venta de seres vivos, – se dificulta aún más la adopción de aquellos animales que mueren en perreras sin conocer un hogar, debido a la falta de recursos para atender una superpoblación causada por la cría irresponsable y el abandono. Hay otros motivos, que se centran en las prácticas de los criadores, ya que si los apareamientos se realizan entre parejas con fuerte consanguinidad, en determinadas razas se perpetúan enfermedades hereditarias. Muchas veces despreciados, los perros mestizos con una genealogía de múltiples cruces, no tienen esa predisposición a padecer estas enfermedades. Sin duda hay criaderos que cuidan más a los animales y buscan vender sus ejemplares con buena salud, y cumpliendo las normativas contempladas por la legislación vigente en un Estado, pero la noticia relacionada nos muestra que todavía muchas personas buscan en la cría de perros de raza una solución a sus problemas económicos. Para leer más sobre la denuncia social efectuada desde grupos animalistas, es recomendable la web Boicot a la venta de cachorros. No compres perros, adopta..

Las responsabilidades de tener un perro

Desde el momento en el que hemos decidido compartir nuestra vida con un perro, sean cuales sean las razones que nos llevaron a buscar la compañía de este animal, las responsabilidades que conlleva la tenencia de un perro, requieren un compromiso que debemos tomar en serio, el perro dependerá de nosotros. La mayor parte de los perros tienen una esperanza de vida de entre 12 y 14 años, durante el tiempo que vivamos con un perro, se alimentará según su tamaño y necesidades, podrá hacer ejercicio, será cepillado en función de la longitud y forma de su pelo. Recibirá los cuidados y atenciones necesarias, será vacunado y desparasitado, atendido por un veterinario cuando se encuentre enfermo o en revisiones, toda su calidad de vida depende de nosotros, cuidaremos del perro y nuestro compromiso será duradero, de por vida.

Otro aspecto a no descartar es el económico, aunque no demos caprichos a nuestro perro, comprándole moda para mascotas o muchos juguetes, solamente con el plan de vacunas obligatorio, revisiones, desparasitación, pienso de calidad y todas sus necesidades, ya tendremos un gasto al que hacer frente, como cualquier persona que tenga animales, pero además tendremos que dedicarle más tiempo que por ejemplo, si nuestra mascota fuese un ave, peces en un acuario, un roedor o un lagomorfo, entre otros animales de compañía.

Además de calcular los gastos mínimos, como son la atención veterinaria, identificación, vacunas, desparasitación; debemos pensar que pasaría en caso de un gasto imprevisto, por ejemplo, de tener que costear una operación complicada o si el perro tuviese algún accidente o infortunio y cayese gravemente enfermo. ¿Podríamos pagar los gastos?

pasear al perroRespecto al tiempo que hay que dedicarles, si se trata de un cachorro, habrá que tener en cuenta la alimentación específica del cachorro y la progresiva modificación del pienso y las cantidades de las comidas diarias hasta lleger a una dieta de perro adulto, además de dedicar mucho tiempo a la educación, los juegos y el ejercicio. Valoremos el hogar que vamos a ofrecer a un animal tan sociable y acostumbrado a las manadas jerárquicas como el perro, pensemos si hay zonas verdes, parques cercanos a nuestra vivienda donde podremos ir con el perro a pasear, hacer ejercicio y para que el perro pueda tener estímulos sensoriales y socializar con otros animales.

Debemos plantearnos también factores como las temporadas de vacaciones o viajes, así como imprevistos en los que no pudiesemos atender a nuestro animal de compañía, por ejemplo si estuviesemos un tiempo muy enfermos sin valernos por nosotros mismos necesitando ser atendidos; en cada uno de estos casos: ¿habría alguien para cuidar del perro? ¿Podriamos llevarlo con nosotros?

Antes de decidirse a tener un perro hay que pensar muy bien todas las responsabilidades que conlleva y hacer uso de nuestra capacidad racional para reflexionar sobre como es nuestro estilo de vida, como nos comportamos, como es nuestro caracter, que sentido tenemos del compromiso, de la lealtad, amor por los animales y del entorno en el que vivimos y podríamos compartir con un perro. Este ejercicio es imprescindible aunque parezca obvio recordarlo, pues muchos perros son abandonados todos los años porque sus dueños decidieron en un momento dado que ya no querian tenerlos a su lado o que llegaron a un punto en el que no podían ocuparse de ellos.

pasear al perroOtras obligaciones a tener en cuenta son la convivencia con vecinos y otras personas del entorno social donde nos encontremos junto con nuestro perro, asi como las normas cívicas y la legislación en relación con la tenencia de animales. Un perro bien educado es un excelente compañero y miembro de la familia, pero un perro que no ha sido educado o donde los dueños han podido trastornar su conducta o bien es un animal poco afortunado en su vida y a consecuencia de ello se ha vuelto miedoso o agresivo, puede resultar problemático tanto para las personas del hogar como para el vecindario. Algunas normas cívicas que podemos exponer a continuación sobre la tenencia de perros son:

  1. Controlar al perro en todo momento, en casa, cuando se queda solo, cuando vamos a pasear o en presencia de otras personas. Al salir a hacer ejercicio fuera de casa, el perro debe tener un collar, arnés si se desea, una correa y una identificación con su nombre y con un número de contacto del dueño, hay que caminar con el perro a nuestro paso, no varios metros delante, sujeto con la correa si estamos en zonas transitadas.

    El perro debe estar educado para no perseguir ni ladrar a personas o a otros perros, ser paciente con los niños, en caso de estar suelto regresar con el amo cuando este lo avise. Cuando vamos con nuestro perro por zonas transitadas, no podemos olvidar ingenuamente que aunque hay muchas personas animalistas, también hay personas que no les gustan los perros.

  2. No debemos dejar a nuestro perro vagando solo sin saber donde está, perderlo de vista puede ser peligroso e incluso podria extraviarse. Si residimos en una vivienda con parcela, el perro debe estar en una zona donde no pueda escaparse o salir al exterior de la casa. Igualmente si tenemos una perra, hay que estar especialmente atentos durante el celo y en lugares donde haya perros, por si los machos intentan acercarse. Y si el perro es un macho, que no trate de enfrentarse con otros machos cuando los vea paseando a varios metros o en la acera contraria.
  3. Es una exigencia que el propietario de un perro sea higiénico y se responsabilice de lo que el perro ensucia, no podemos dejar que el animal orine sobre objetos, bienes o propiedades privadas de otras personas, tampoco en zonas verdes con espacios señalizados donde no se puede dejar a los perros sueltos. En muchos parques hay lugares expendedores de bolsas para recoger los excrementos de los perros pero si no fuese asi, debemos nosotros mismos llevar bolsas de plástico para deshacernos de forma higiénica de los excrementos del perro.

Hay que informarse de la legislación relativa a los perros, tanto en nuestra comunidad como si nos trasladamos a una residencia en otra zona. En la mayor parte de municipios se exige que los perros vayan identificados, con microchip y con placas con su nombre, direccion del propietario y número de teléfono, los perros deben llevar correa, salvo en las zonas donde los perros tienen permitido ir sueltos, en muchos parques tienen zonas delimitadas de esparcimiento canino.

La mayor parte de las leyes sobre tenencia de animales suelen recoger sanciones para casos en los que perros sueltos hayan causado daños a personas, ganado o bienes materiales de otras personas, que deberán ser asumidas por el dueño del perro, es por ello importante tener controlado al perro cuando salimos con el animal a pasear, asi como tener en cuenta normativas en relación al transporte o al permiso que puedan tener los perros de entrar en ciertos lugares públicos junto con los dueños, distinguiendo los perros que son animales de compañia de los perros lazarillo.