Etiquetas etología

Perros destrozones (1)

Perros destrozones (1)

jueves, enero 28, 2010 Sin comentarios

Quien haya tenido un perro cachorro en su hogar sabe que muchos peludos pese a ser tan adorables pueden resultar destrozones cuando les da por tomarla con el mobiliario de la casa por una gran variedad de causas: algunas conductas destructivas de un perro son perfectamente naturales, como las mordeduras por parte de cachorros por curiosidad, por juego o por los dolores que experimentan en las encías durante el cambio a la dentición definitiva. Es razonable que hagan travesuras, muerdan nuestro calzado, ropa sobre todo prendas con textil duro o cuero, cajas de cartón, papeles, cables sueltos de la línea telefónica o tras la torre del ordenador de sobremesa, el mando de la televisión, objetos de electrónica de consumo, cargadores de batería con goma gruesa, herramientas recubiertas de plástico, muebles de la casa fabricados con madera o algún tipo de zona acolchada con goma, espuma o algodón como los cojines […]

Etiquetas: ,

Categoria: Fotos

Principales diferencias entre perros y lobos (II)

Principales diferencias entre perros y lobos (II)

domingo, enero 10, 2010 Sin comentarios

El perro y el lobo difieren también en la plasticidad de las conductas instintivas, en el lobo son muy fijas y poco moldeables pero en el perro son adaptables según lo que el dueño quiera enseñar, entre estas conductas están la caza, la guardia y las jerarquías sociales. Un lobo no jugará a coger la pelota ni preferirá cazar unas protecciones para adiestramiento de guardia frente a irse en manada a cazar presas en el bosque. El lobo no se mantiene juguetón ni tiene comportamientos infantiles durante su vida y el periodo de socialización del lobezno es generalmente más crítico, prolongándose desde la tercera hasta la duodécima semana de vida. Muchas conductas instintivas en el perro se vuelven autosatisfactorias con el adiestramiento: no se necesita más recompensa que estar haciéndolas. El perro empleado en la caza o que pertenezca a alguna raza canina especialmente dotada para la caza en el […]

Principales diferencias entre perros y lobos (I)

Principales diferencias entre perros y lobos (I)

martes, enero 5, 2010 Sin comentarios

“La diferencia más notable entre estos últimos perros prehistóricos y los perros de raza actuales es el tamaño de los dientes”, que se parecen más a los lobos que a los perros actuales: los colmillos y los premolares son más grandes que las piezas dentales de los perros domésticos que conocemos hoy. El perro paleolítico europeo de hace 35 000 años tenía mandíbulas con molares y colmillos grandes adaptados a cazar presas junto a un grupo de hombres, para alimentarse de una dieta carnívora estricta. Los perros domesticados en las sociedades agrarias y ganaderas del neolítico no necesitaban unas mandíbulas tan temibles, porque su dieta es más variada, basada en provisiones de los humanos. “En su aspecto, el perro del Paleolítico se asemeja a la mayoría de los perros nórdicos, como los de la raza Husky Siberiano, pero en cuanto a tamaño, sin embargo, son algo más grandes, probablemente comparable […]

Ansiedad por separación

Ansiedad por separación

domingo, enero 3, 2010 Sin comentarios

La ansiedad por separación en los perros es un estado psicológico caracterizado por una excesiva ansiedad y signos de estrés cuando el animal es separado de la familia o de la persona hacia quien tiene una fuerte relación de apego y dependencia. También pueden presentar ataques de pánico por la ausencia prolongada y la consecuente preocupación de pérdida de dicha figura jerárquica hacia quien se siente especialmente vinculado el perro. El trastorno de conducta puede aparecer en el cachorro bastante antes de alcanzar la edad adulta, cuando el dueño se marcha del hogar y el perro se queda solo en casa. También puede desencadenarse en situaciones como cambios de horario laboral, o regreso al calendario laboral o académico después de una estancia prolongada donde el jefe de la manada y el perro han pasado mucho tiempo juntos sin separarse. Pese a que los perros -ni prácticamente ninguna especie en los […]