Just Nuisance

Publicado con fecha 7 febrero 2010

 


Just NuisanceJust Nuisance fue el único perro oficialmente aceptado en la Royal Navy, el más antiguo de los cuerpos militares británicos. Desde aproximadamente 1763 y hasta la Segunda Guerra Mundial fue la mayor y más poderosa marina del mundo. Just Nuisance era un perro de raza Gran Danés que sirvió desde 1939 hasta 1944 en la base británica HMS Afrikander, establecida en Simon’s Town, Sudáfrica, aunque en las imágenes aparece uniformado al menos con gorra, no se embarcó en ningún navio de guerra.

Aunque la fecha de nacimiento de Just Nuisance no se conoce con exactitud, se cree que nació el dia 1 de abril de 1937 en Rondebosch, un suburbio de Ciudad del Cabo. El perro fue vendido a Benjamin Chaney quién se mudaría más tarde a Simon’s Town para dirigir el United Services Institute (USI), frecuentado por miembros de la marina inglesa, la Royal Navy. Just Nuisance se convirtió rapidamente en un perro de gran tamaño, ya que la raza Gran Danés está incluida como raza de tamaño gigante, y se ganó la simpatía de los marineros y patrones quienes le llevaban algo de comida y salian a pasear con el perro. Al sentir apego con las personas que le atendían y como buen perro, comenzó entonces a seguirlos hasta la base naval y los astilleros, donde se quedaba en los espigones junto al dique seco para descansar al lado de donde se reparaban los barcos.

Just NuisanceEra de gran talla, aún para un Gran Danés y subiéndose sobre sus dos patas traseras podía ser tan alto como un hombre; como a menudo presentaba un obstáculo para quienes trataban de embarcar o desembarcar al ser demasiado juguetón, fue conocido afectuosamente como Nuisance; ‘nuisance’ es en realidad la palabra en inglés que significa fastidio, y la expresión ‘to make a nuisance of’ significa dar la lata.

A Nuisance se le permitía divagar, y siguiendo a los marineros, comenzó a viajar diariamente tan lejos como podía en Ciudad del Cabo, a unos 35 km de distancia tomando el tren. Pese a los esfuerzos de los marineros para esconderlo, infaliblemente los guardas del tren lo hacían descender apenas lo descubrían. Pero eso no le causaba problemas particulares, puesto que aprendió a esperar al próximo tren en el andén, se subía y descansaba encima de los asientos o debajo para no llamar tanto la atención de los revisores. De vez en cuando, algunos pasajeros se ofrecían a pagar su boleto, pero la compañía finalmente le informó al dueño para que controlase al perro adviertiéndole de que Nuisance sería eutanasiado a menos que se le impidiera subir al tren, o que pagara su boleto.

Servicio naval

Just NuisanceLas noticias acerca del peligro que corría Nuisance por subirse al tren hicieron que muchos miembros de la marina escribiesen cartas pidiendo que se tomase una medida para resolver el incidente sin matar al perro. Aunque algunas personas se ofrecieron a pagarle un boleto anual, la Real Marina británica tomó una decisión más estratégica, alistar al perro en la Royal Navy como un miembro más; de ese modo al ser miembro de las fuerzas armadas, tendría derecho a viajar gratis en tren, por lo que no seria problemática su afición de subirse a los trenes.

Fue una gran idea porque Just Nuisance se convertiría en una gran mascota de la Royal Navy británica y una forma de subir la moral a las tropas durante la Segunda Guerra Mundial, puesto que muchos buques de guerra fueron torpedeados por submarinos alemanes y los militares que se embarcaban sabían que podían perder la vida.

El perro fue alistado el 25 de agosto de 1939: su apellido fue ingresado como “Nuisance” (“fastidio” o “molestia”) y para no dejarle sin nombre en el legajo, se lo llamó « Just » (en este contexto : « simplemente ») pero que en un afortunado juego de palabras es también la versión inglesa del nombre de pila “Justo”. Su profesión declarada en el legajo fue « quebrantahuesos », y su religión “Scrounger” (algo así como gorrón, garronero, convidado de piedra), aunque más tarde le fue cambiada piadosamente en « Liga de la divinidad canina (anti-vivisección) ». Para permitirle recibir una ración de comida, y como compensación por sus largos servicios previos a su ingreso a la Marina, el perro fue promovido de simple marinero a marinero de primera clase (Able Seaman, en inglés).

Just Nuisance y AdindaNunca se embarcó ni realizó misiones en alta mar, todas sus tareas eran en la base, acompañaba a los marineros, visitaba los astilleros y seguía a los militares tras el cierre de los pubs. Apareció en numerosos eventos militares para animar a los marineros como en las imágenes donde el perro sale uniformado, también hay fotografías de su boda con otro ejemplar de perro gran danés, Adinda. Adinda dio a luz una camada de cinco cachorros, de los cuales se subastaron dos en Ciudad del cabo para lograr fondos.

La hoja de servicios de Nuisance dista de ser la de un militar ejemplar. Además de faltas menores como viajar en tren sin su pase, ausentarse sin permiso, extraviar elementos de su equipo reglamentario (su collar), y rehusar retirarse del bar a la hora de cierre, su hoja de conducta muestra una sanción por ser sorprendido durmiendo en un lugar poco conveniente (la cama del Oficial de Servicio); la sanción fue la privación de comer huesos durante una semana. Algunas faltas fueron mucho más serias, incluyendo peleas con otros animales como con los perros de los barcos que amarraban en la base, que resultó en la muerte de al menos dos de ellos.

funeralNuisance sufrió un accidente de auto que le provocó una trombosis, que progresivamente le paralizó. El 1 de enero de 1944 fue dado de baja de la Royal Navy. Como su salud continuaba deteriorándose, el 1 de abril de 1944 fue llevado al Hospital Naval de Simon’s Town, donde siguiendo el dictamen del veterinario naval, fue eutanasiado.

Al día siguiente, su cuerpo fue llevado a Klaver Camp y fue enterrado con la bandera de la Royal Navy con todos los honores militares, incluyendo una salva de saludo y un toque de corneta. Los marineros británicos no lo olvidaron. Una estela de granito señala su tumba, y una estatua de bronce fue erigida en su honor en la Plaza del Jubileo de Simon’s Town. Para ver algunas fotografías más del perro y de la historia de este peculiar Gran Danés, se puede visitar la web Simonstown.com.

Just Nuisance

El museo de la ciudad tiene una sala dedicada a Just Nuisance, y desde el año 2000 se organiza un desfile anual, donde se elige a un sosias.

publicidad

Temas: ,

Categoria: Perros



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


Puedes consultar debajo otras publicaciones relacionadas. Te pueden interesar los siguientes articulos:


Dejar una respuesta