Viajar con perros al extranjero

Una tenencia responsable de animales domésticos implica un compromiso durante toda la vida del animal, por tanto si tenemos que viajar al extranjero conviviendo con un perro, debemos contemplar la posibilidad de dejarlo a cargo con personas de confianza, optar por una residencia o llevarlo con nosotros. Este tipo de viajes suele necesitar una tramitación aportando documentación específica, por lo que sería conveniente, preverlo con tiempo suficiente para evitar inconvenientes de última hora, 45 dias sería un tiempo prudente, aunque pueda parecer exagerado. Casi todos los países permiten la libre circulación de las mascotas más comunes, la condición es que éstas se encuentren en perfectas condiciones sanitarias y se cumpla la normativa específica de cada país de destino.

viajar con perros al extranjero

Requisitos internacionales para viajar con perros

Lo primero que necesitaremos conocer antes de viajar serán los requisitos solicitados por la aduana del propio país al que nos desplacemos. Lo recomendable sería una visita previa a la embajada o consulado donde nos asesoren detalladamente al respecto, para evitar desagradables sorpresas posteriores. En algunas clínicas veterinarias, sobretodo si es donde hemos acudido desde que comenzó nuestra relación con el perro y somos habituales, los propios profesionales veterinarios pueden ayudar con los trámites e informarnos.

viajar con perros pasaporte europeoLos animales domésticos pertenecientes a ciudadanos de la Unión Europea que deseen viajar con sus dueños deben disponer desde el 1 de octubre del año 2004 de su propio pasaporte para animales domésticos. La intención de la Comisión Europea a la hora de aprobar este reglamento es facilitar y regularizar los desplazamientos de mascotas como perros, gatos y hurones por las fronteras europeas. La Unión Europea establece las condiciones y los controles sanitarios aplicables a los desplazamientos internacionales de los animales de compañía con el objetivo, entre otros, de evitar la propagación de la rabia y otras enfermedades, por ello es una medida cuyos trámites son gestionados por profesionales veterinarios.

Estas normas abarcan, en particular, medidas de identificación y de vacunación de los animales y establecen listas de terceros países en los cuales la situación, en lo que respecta a la rabia, puede considerarse equivalente a la existente en determinados Estados miembros en función de la presencia y el control de la rabia dentro de su territorio. Existe una sanción para el propietario en caso de que su mascota no disponga del pasaporte europeo.

Los requisitos sanitarios para el desplazamiento de perros, gatos y hurones entre países de la Unión Europea y los geográficamente próximos (Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y Vaticano) suelen ser:

• Pasaporte para animales domésticos, al día en vacunación y desparasitación, sobretodo las renovaciones
• Identificación mediante microchip
• Vacuna contra la rabia

Cuando reservemos nuestro viaje también tenemos que prever que la compañía con la que viajemos, acepte a nuestra mascota. Como norma generalizada, nos pedirán acreditación sanitaria ya sea mediante el pasaporte para animales domésticos o bien mediante un certificado de buena salud expedido por un veterinario.

viajar con perros al extranjeroReglamento (CE) nº 998/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de mayo del año 2003, por el que se aprueban las normas zoosanitarias aplicables a los desplazamientos de animales de compañía sin ánimo comercial, y se modifica la Directiva 92/65/CEE del Consejo.

Las administraciones europeas llegaron a este reglamento, consiguiendo así armonizar las diferentes legislaciones y controles de todos los Estados miembros, excepto Reino Unido, Noruega o Dinamarca, donde se han realizado cambios temporales hasta conseguir la completa adaptación a este nuevo sistema. El hecho de disponer de este certificado acredita que nuestra mascota ha pasado por una serie de controles rutinarios y que está en perfecto estado de salud. Antes de que se aplicara la nueva normativa, viajar con una mascota era muy complicado porque cada país tenía sus propias normas. Además, esto supone un gran avance en el intento de paliar la propagación de zoonosis u otras epidemias.

Los animales afectados por este Reglamento son los perros, los gatos y los hurones. Los animales que pertenezcan a las siguientes especies quedan sujetos a las normas nacionales: invertebrados (excepto abejas y crustáceos), peces tropicales decorativos, anfibios, reptiles, aves de todas las especies (excepto las aves de corral contempladas en las Directivas 90/539/CEE y 92/65/CEE ), así como los roedores y conejos domésticos. Los tratamientos que le han administrado al animal, al igual que su historial veterinario, queda reflejado en este documento para conseguir un seguimiento continuo de los cuidados y atenciones que recibe nuestra mascota.

El aspecto del pasaporte para mascotas es similar al de las personas, que consta de una cartilla de color azul donde vienen impresas las estrellas de los países miembros. Las lenguas en las que se expedita son el inglés y el idioma oficial del Estado miembro donde ha sido emitido.

En las primeras páginas del pasaporte de la mascota aparecen los datos del propietario: nombre y apellidos, DNI, domicilio, ciudad de residencia y país. Junto a este apartado, se incluye una foto del animal, acompañada por los datos identificadores de la mascota, donde se especificará el número de microchip, el nombre, la especie, el sexo, la raza, la edad y el tipo de manto del animal. Debe aparecer la reseña sanitaria que indique tanto los tratamientos antirrábicos como los antiparasitarios, además del resto de las vacunas.

Los datos que aparecen en el pasaporte de mascotas son:

Los datos del propietario: nombre y apellidos, DNI, domicilio, ciudad de residencia y país.

Foto del animal de compañia.

Datos identificadores de la mascota: número de microchip, el nombre, la especie, el sexo, la raza, la edad y el tipo de manto, descripción de las vacunas que ha recibido el animal.

Para evitar posibles falsificaciones en los pasaportes, el papel utilizado contiene unas cualidades específicas visibles con la luz ultravioleta. Así, cuando iluminamos el documento con esta luz, aparecen las estrellas de la Unión en color amarillo. Si estás dispuesto a viajar por el continente europeo acompañado de tu mascota, es imprescindible que conozcas el procedimiento.

Como conseguir el pasaporte para mascotas

El pasaporte para mascotas no es complicado de conseguir si consultamos en nuestra clinica veterinaria de confianza ya que debe ser cumplimentado por un veterinario perteneciente al Colegio Oficial de Veterinarios. Él es el que conoce los tratamientos que ha recibo nuestra mascota, completará de forma manuscrita todos los datos, junto con su firma y el sello de la clínica. El veterinario será el encargado de que los datos pasen a registrarse en el Registro de Identificación de Animales Domésticos (RIAD). Todos los datos anteriormente citados quedan en posesión de nuestro veterinario para que sea él quien complete la tramitación del documento, por ello, aunque no sepamos completamente la normativa del reglamento europeo, seguro que podemos confiar en que todo irá bien con nuestra clinica veterinaria.

Algunos países establecen sus propias condiciones que debemos conocer al planear el viaje. Así, deberemos informar a nuestro veterinario de nuestro país de destino para que él tome las medidas oportunas en cuanto a las vacunas requeridas. Por ejemplo, para viajar a paises como Reino Unido, Irlanda, Suecia y Malta existen requerimientos especiales (es necesario que los animales pasen el test de anticuerpos antirrábicos que debe hacerse hasta 30 días antes del viaje), así como para ingresar con animales en España desde otros países.

Una vez alcanzada la plena colaboración internacional, la apertura de fronteras para que viajemos con nuestra mascota será una realidad. Sin embargo, hay que mantenerse informado aunque los trámites se hayan cumplido porque la normativa puede cambiar. Le recomendamos que cuando tenga una duda sobre este tema se lo pregunte a su veterinario,y le informará sobre las novedades al respecto.

El viaje por medios terrestres, tren o autocar, suele ser bastante restrictivo. En tren, dependiendo del país, se aceptan animales pequeños (menos de 6 Kilos de peso) siempre que vayan en un transportín bien acondicionado. En autocar, sin embargo, es difícil encontrar una compañía internacional que permita desplazamientos con mascotas. No ocurre lo mismo con las compañías marítimas y aerolíneas donde, el acceso a animales domésticos, está permitido y normalizado.

El barco suele ofrecer varias alternativas donde alojar a los animales durante el trayecto:

• En bodega, en contenedores apropiadas o en el interior de nuestro coche
• En cubierta, junto a otros animales, en jaulas con compartimentos
• En cabina, con nosotros, en un contenedor apropiado

El avión es más limitado, nuestro animal podrá viajar en la bodega, como equipaje, o en la cabina con nosotros. Para viajar en cabina hay una serie de requisitos:

• Autorización previa por parte de la compañía ya que es habitual que exista una limitación en el número de animales admitidos. Nuestra petición podría ser denegada si ya hubieran otras reservas previas
• Animal pequeño, peso inferior a los 6 kilos
• Contenedor apropiado para la seguridad y el confort, tanto del animal como del resto de los pasajeros

También en ambos casos hay que prever el coste, por los animales hay que abonar la tarifa correspondiente. Ésta también irá en función de la compañía que utilicemos, por lo general las compañías marítimas son más económicas, podríamos encontrar alguna que incluso permita que nuestro animal de compañía viaje gratis. Respecto a las compañías aéreas, lo normal es que apliquen un precio por kilos lamentablemente como si fuesen parte del equipaje (precio por bulto, animal + trasportín).

Como excepción, se suele permitir que los perros guía de personas invidentes puedan viajar en cualquier medio de transporte y están exentos de cualquier pago, eso sí, han de ir equipados, con bozal, correa y collar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://perrofeliz.org/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.