Archivo de la categoría: Razas

Razas de perros, origen y estándar de cada raza canina.

Perros de trineo

Los perros de trineo, conocidos en inglés como sledge dogs, o sled dogs son perros domésticos de diferentes razas caninas utilizados por su capacidad para tirar de vehículos sin ruedas, que se deslizan por la nieve o el hielo, el trineo es un vehículo con esquíes o cuchillas, se utiliza como medio de transporte sobre superficies con bajo nivel de fricción tales como nieve dura o hielo pero cualquier superficie deslizante es adecuada siempre que no esté demasiado seca o tenga muchas irregularidades en el terreno. Los perros van unidos en grupos de entorno a una decena o más perros con arneses y cuerdas desde el perro líder que va delante de todos guiando el trineo, hasta el musher que está situado detrás, subido en el trineo, generalmente en posición flexionada. La palabra trineo procede del francés «traîneau» (vocablo del siglo XII) formada a partir del verbo «traîner» que significa arrastrar.

policías canadienses con perros de trineo

Los perros que realizan esta clase de trabajo suelen ser de tamaño medio, pueden ser pura raza o mestizos, pero los preferidos son los de raza Husky Siberiano y Alaskan Malamute por su resistencia, espíritu indómito y un pelaje con manto de doble capa que les protege bastante del frío polar, otro perro de trineo es el conocido como Canadian Eskimo Dog o Canadian Inuit Dog. Durante la época del Gold Rush, o la fiebre del oro en Yukon, a principios del siglo XX en Alaska, los nativos utilizaban los perros de trineo para poder desplazarse por las zonas del interior llevando el correo por rutas entre poblaciones y como medio de transporte para pocas personas. La carrera Iditarod Trail Sled Dog Race es muy conocida, su origen puede encontrarse en una forma de entretenimiento de los colonos europeos llegados hasta Alaska buscando oro, observaron a los nativos desplazarse en trineos tirados por perros y comenzaron a organizar carreras con circuitos muy complejos, uno de los factores clave de la competición, además de la experiencia del musher o conductor, son los perros, su conexión con el musher y las capacidades que tengan para aguantar unas temperaturas gélidas.

Los perros de trineo suelen tener al menos dos capacidades destacables para participar en equipos ganadores, la resistencia, puesto que las distancias que cubren los mushers son de entre 8 a 130 km cada día. La velocidad es evidentemente importante para transportes y carreras, muchos perros suelen ir a una media de 32 km/h incluso cubriendo distancias de 40 km; en trayectos muy largos, la velocidad media desciende hasta 22 km/h. Aún en condiciones muy difíciles por la pista o el temporal, los perros de trineo fueron el mejor tipo de transporte en Alaska, hasta la llegada a partir del año 1960 de las motos de nieve. Los trineos tradicionales pueden ser de madera, aunque los utilizados en competición son de fibra y plástico, resistentes a impactos, y más ligeros.

El mushing surgió como una forma de diversión, de deporte de nieve en países como Estados Unidos, sobretodo en Alaska, y países nórdicos europeos; en ocasiones, muchas carreras rememoran la utilidad de los perros de trineo para el transporte y la hazaña de la carrera por el suero de Nome de 1925. Las razas de perros más buscadas como perros de trineo son:

  • Alaskan Husky
  • Alaskan Malamute
  • Canadian Eskimo Dog
  • Chinook
  • Eurohound
  • Greenland Dog
  • Greyster
  • Labrador Husky
  • Mackenzie River Husky
  • Northern Inuit Dog
  • Sakhalin Husky
  • Samoyedo
  • Seppala Siberian Sled Dog
  • Siberian Husky
  • Tamaskan Dog
  • Utonagan

Se han diferenciado al menos una decena de variedades de perros husky, por zona geográfica, color del pelaje, talla y peso: Husky proper (Eskimo/Esquimaux Dog), Alaskan Malamute, Toganee, Mackenzie River Dog, Timber Wolf Dog, West Greenland Husky, East Greenland Husky, Baffinland Husky, Chuchi (reconocido por American Kennel Club como el perro Siberian Husky), y el perro Ostiak.

Greenland dog, perro de trineo

Muchos de ellos son razas híbridas o cruces que son similares a los perros siberianos, cuya llegada a Alaska se produjo a principios del siglo XX. En el año 1908 un comerciante de pieles llamado Goosak, que habitualmente entablaba relaciones comerciales con tribus siberianas, llevó consigo hasta Alaska a algunos perros empleados en labores de trabajo por el pueblo Chukchi, pastores de la zona extremo nororiental de Siberia, ocupando el distrito de Chukotka, al extremo nordeste de Rusia, en la costa del mar de Bering, eran perros de raza nórdica, muy cotizados en lugares donde el clima es muy frío. Un minero escocés enriquecido tras haber trabajado en una de las zonas del Gold Rush de Alaska, Fox Maule Ramsey, compró los perros. Era un gran aficionado a las carreras de trineos y decidió participar en la All Sweepstake Alaska, una carrera de 656 kilómetros, donde los participantes atraviesan pistas heladas, glaciares y la tundra donde rara vez se encontrarán con alguien, en cambio tienen la fiel compañía de los perros. Para poder participar compró seis docenas de perros traídos desde Siberia, de similar origen a los que había comprado inicialmente. En la primera carrera a la que se enfrentaban los diferentes tiros de perros seleccionados para llevar los trineos, había razas de todo tipo, sobretodo perros de razas locales criados por los nativos y se pensaba que eran más fuertes y resistentes que los perros traídos de Siberia, sin embargo, los perros siberianos se impusieron pese a su menor tamaño.

perros de trineo en Kiruna, Suecia

Décadas más tarde se desarrollarían programas de cría para mejorar la capacidad de estos perros, los perros husky siberiano actuales son descendientes en gran medida de los programas de cría del musher Leonhard Seppala y de criadores de la zona noreste de Estados Unidos. Para quienes se interesen por las carreras de perros de trineo o el deporte de nieve llamado mushing, existen páginas relacionadas con el evento de Iditarod y el entrenamiento básico que necesita todo practicante de mushing, una buena publicación es la revista Mushing.com, en inglés. El artículo en Wikipedia Sled Dog también tiene muy buenas referencias en inglés.

Airedale Terrier

La raza canina Airedale Terrier es británica, originaria del condado de York, en Inglaterra. Es el perro terrier más grande, también conocido como Bingley Terrier por la localidad comercial de Bingley, dentro de Bradford, en West Yorkshire, situada sobre el río Aire y el canal construido por las ciudades de Leeds y Liverpool. También como Waterside Terrier, porque muchos cazadores lo utilizaron para cazar metiéndose al agua en los valles de los ríos Wharfe, Calder y Aire. Se considera que esta raza desciende del Otterhound, un perro con un manto largo y denso, más eficiente para resistir el agua donde cazaba nutrias, mientras que mantiene el patrón de color de otros perros terrier, con el pelo del lomo y el cuello oscuro y el resto de color rubio. Airedale Terrier es una raza contemporánea, criada desde la segunda mitad del siglo XIX, mantiene los rasgos de perros terrier de Gales. En Reino Unido ha desempeñado tareas de apoyo policial, pese a la preferencia generalizada por los perros pastores. Fuera de los entornos anglosajones la raza Airedale es confundida con un Foxterrier de gran tamaño, con el patrón de color en el pelaje de un perro Yorkshire.

Historia de la raza canina Airedale Terrier

Airedale TerrierEn la segunda mitad del siglo XIX, la clase trabajadora en West Riding of Yorkshire, cruzó perros de una veterana raza terrier de Gales con pelo duro denominada Black and Tan Terrier, posteriormente reconocida como Welsh Terrier, con perros de la raza de caza Otterhound, dando nacimiento a perros con un rudimentario aspecto del Airedale. Se cree que durante los cruces experimentales se emplearon también perros de razas ya desaparecidas o no reconocidas por ningún club canino, como el antiguo bulldog inglés o los perros bull and terrier ingleses. Algunos cinologistas británicos consideran que también hay cruces con perros Griffon Vendéen y la raza de caza Irish Wolfhound.

No fue hasta el año 1886, cuando Kennel Club of England reconoció a los perros descendientes de estos cruces como una raza canina nueva denominada Airedale Terrier. En el año 1864 ya habían participado en un campeonato de perros patrocinado por Airedale Agricultural Society, clasificados como Rough Coated, Bingley y Waterside Terrier, hasta que en 1879 los entusiastas de la raza decidieron que el nombre sería Airedale Terrier. La raza canina Airedale Terrier fue reconocida por American Kennel Club en el año 1888, por United Kennel Club en el año 1914. Airedale Terrier Club of America (ATCA), fundado en el año 1900, es la organización de referencia para esta raza canina y los portavoces oficiales junto con American Kennel Club (AKC).

Los cazadores ingleses de clase acomodada iban acompañados por un grupo de perros de caza y varios terriers, a menudo con ambos a la vez. Los perros de caza realizaban el rastreo, la muestra e iniciaban la persecución mientras los perros terrier atacaban revolcándose en el suelo con la presa o la acosaban si se introducía dentro de la madriguera. Para el hombre de economía media, el terrier era el perro elegido para la actividad de la caza. Los perros terrier empleados eran suficientemente pesados para hacer un placaje a pequeños roedores y atacar presas cuerpo a cuerpo contra el suelo, pero a la vez no debían ser demasiado grandes de modo que pudieran asomarse en las madrigueras. Por tanto, eran perros aguerridos, puro nervio, con un carácter bizarro para su tamaño.

Airedale TerrierDurante la segunda mitad del siglo diecinueve se realizaban con regularidad eventos de caza siguiendo el curso del río Aire, donde perros terrier de tamaño mediano perseguían a las grandes ratas que habitaban las riberas, atacando también a otros roedores, lagomorfos. Los cazadores juzgaban a cada perro terrier por su habilidad para encontrar en primer lugar una entrada en la tierra hacia una galería que diera a una madriguera subterránea habitada. Posteriormente soltaban a un hurón en el interior de modo que acosara a las presas y las hiciera salir hacia la orilla.

Entonces se juzgaba la capacidad del perro terrier para perseguir y matar a la presa, incluso si el animal intentaba escapar despavorido a través del agua. Cuando estos eventos se hicieron más populares, aumentó la demanda de los cazadores por un perro que fuera sobresaliente en esta actividad, por lo que comenzaron los cruces entre los perros Black-and-Tan Terrier, otras razas terrier populares entonces y el perro de raza Otter Hound. Gradualmente los descendientes de aquellos cruces dieron lugar al perro que décadas más tarde sería reconocido como la raza canina Airedale Terrier.

Estos perros ya eran bastante más grandes que los terriers populares del condado de York, como para atacar a las presas en el suelo («go to ground» en inglés) a la manera de los pequeños terrier empleados en caza; sin embargo, los perros Airedale eran excelentes en el resto de tareas, aficionados a excavar y particularmente adeptos al trabajo en el agua. Este gran terrier comenzó a ser apreciado por su polivalencia y capacidad en múltiples tareas: mantenía su habilidad como cazador de roedores pequeños, a través de la herencia de perros de caza (hounds) era bueno siguiendo rastros en el campo, y gracias a su mayor peso podía lanzarse y realizar placajes sobre animales relativamente grandes, incluyendo zorros y martas. Además los perros Airedale Terrier se acostumbraban al sonido de los disparos de las armas de fuego de los cazadores (to be broken to gun) y podían ser adiestrados para cobrar las piezas. Su tamaño y su temperamento también lo hacían un buen guardián para la casa y la granja. Uno de los usos más pintorescos de los primeros perros Airedale Terrier era asistir a su dueño en la caza furtiva en zonas prohibidas para los plebeyos: conejos, liebres y aves silvestres acuáticas eran las presas principales que perseguían, mataban y eran capaces de cobrar para su amo.

Perro Airedale Terrier en una prueba de caza del club ATCA, cobrando un ave en el agua.

Las primeras importaciones de perros de raza Airedale Terrier a América del Norte se hicieron en la década de 1880. Se considera que el primer Airedale llegado a la costa este de los Estados Unidos se llamaba Bruce, quien tras su llegada en el año 1881 ganó en la clase terrier en un «dog show» de New York. El criador de la raza, CH Master Briar (1897–1906) y dos de sus hijos, Crompton Marvel y Monarch, trataron de mantener el Airedale en los Estados Unidos. Los primeros registros de perros de raza Airedale en Canadá están en el Stud book -registro donde los criadores inscriben oficialmente tanto los machos sementales como los cachorros descendientes para una raza- del curso 1888–1889. En 1910, ATCA (Airedale Terrier Club of America) promovió la celebración de la Airedale Bowl como una competición anual permanente con un trofeo memorable montado en un pedestal de madera con láminas grabadas con los nombres de los perros galardonados como «Best of Breed» en las especialidades nacionales.

Perro Airedale Terrier en la nieveEl teniente coronel Edwin Hautenville Richardson fue responsable del desarrollo de un programa para adiestrar perros mensajeros y guardianes en el ejército británico. Estableció junto a su esposa una escuela canina para adiestrar perros con fines militares (War Dog Training School) en Shoeburyness, Essex, Inglaterra. Al inicio de la guerra Ruso-Japonesa en el año 1904, la embajada rusa en Londres contactó con el teniente coronel Richardson para adquirir para el ejército perros entrenados en trabajos de rescate de soldados heridos en el campo de batalla. El mando militar envió terriers a San Petersburgo, sobre todo Airedale Terriers, para trabajos de mensajería y asistencia médica. Aunque estos perros importados murieron, tras la revolución bolchevique de 1917, la raza canina Airedale Terrier fue reintroducida en Rusia a inicios de la década de 1920, importando docenas de perros de Inglaterra y Alemania, que fueron adiestrados en el Ejército Rojo. En el año 1923 se crearon unidades especiales en cuerpos de seguridad estatales donde los perros Airedale Terrier se especializaron en tareas de demolición, guarda, rastreo y rescate.

Antes de que se establecieran el pastor alemán y el pastor belga como las razas caninas de referencia en los cuerpos de seguridad y en trabajos de rescate, los perros Airedale Terrier cumplían este rol en Reino Unido. En el año 1906, Richardson trató de presentar perros de raza Airedale Terrier para que la policía británica se interesara en utilizar esos perros para acompañar oficiales y para patrullar de noche. Mr. Geddes, administrador de Hull Docks en Yorkshire, estaba convencido del trabajo de los perros policía que había visto en un viaje a Bélgica. Geddes convenció al superintendente Dobie de North Eastern Railway Police, para comenzar a patrullar los muelles con perros. Los Airedale Terrier fueron seleccionados como perros policía por su inteligencia, habilidad para rastrear y por su manto de pelo duro, fácil de mantener y limpiar.

En 1916, destinaron dos perros Airedale Terrier, Wolf y Prince, como mensajeros en la Primera Guerra Mundial. Ambos lograron transportar correo y recibieron tareas más arriesgadas como localizar soldados heridos. Los perros de raza Airedale Terrier fueron empleados durante la Primera Guerra Mundial para llevar mensajes a soldados tras las líneas enemigas y para transportar el correo. También ayudaron como perros de rescate para encontrar heridos en Cruz Roja. Hay relatos de perros Airedale que completaron el transporte de mensajería pese a recibir heridas graves, notablemente un perro de nombre «Jack» corrió una distancia de media milla (aproximadamente 800 metros) bajo fuego enemigo, con un mensaje atado a su collar, alcanzando el cuartel con la mandíbula rota y los huesos una pata astillados. Momentos después de entregar el correo, cayó muerto delante del destinatario.

Como anécdota trágica, dos Airedale se encontraban entre los perros que perecieron durante el naufragio del buque RMS Titanic: «Kitty» perteneció a John Jacob Astor IV, el magnate de los bienes raíces y la inmobiliaria, y un segundo perro Airedale Terrier que perteneció a William E. Carter, de Bryn Mawr, Pennsylvania, quien se salvó del hundimiento junto a su mujer y dos hijos. Mr. Carter es el dueño del automóvil que aparece en la película Titanic, donde se citan los enamorados Jack y Rose.

Durante la década de 1920, cuando la cría de perros de raza Airedale aumentó drásticamente, los criadores caninos estadounidenses desarrollaron una variante de mayor peso y musculatura, denominada Oorang Airedale. Walter Lingo, de LaRue, Ohio, desarrolló el linaje de estos perros terrier gigantes. El nombre viene de una línea de campeones encabezados por King Oorang 11, considerado como el mejor perro terrier de trabajo, con anécdotas auratizantes: podía cobrar aves acuáticas y entregarlas al cazador en tierra, conducir ganado vacuno y ovino, enfrentarse a mapaches, pumas, osos y lobos. Fue adiestrado para trabajar como perro de rescate en Cruz Roja y durante la Primera Guerra Mundial formó parte de los perros del cuerpo American Expeditionary Force en el frente en Francia, durante los años 1917-1918.

Walter Lingo llevó la fiebre estadounidense por los perros Airedale hasta crear la línea «King Oorang», siguiendo el apodo megalómano que considera la raza canina Airedale como el rey de los terriers. Por aquel entonces, la revista Field and Stream (Campo y Arroyo, literalmente) consideraba la raza como «el mejor perro de trabajo de la historia». El criadero Oorang Kennel Company continuó su actividad hasta la muerte de Walter Lingo en el año 1969. Todavía existe un criadero en Tennessee que asegura tener perros Oorang Airedale descendientes de los originales estadounidenses.

Oorang Airedale

Para promocionar la línea King Oorang, así como sus criaderos de perros de raza Airedale, Lingo creó el equipo Oorang Indians encabezado por Jim Thorpe, uno de los mejores deportistas multidisciplinares del momento, que competía en atletismo, fútbol americano, béisbol y baloncesto. El equipo, compuesto por jugadores de ascendencia nativa americana, jugó en la National Football League durante las temporadas de los años 1922-1923 sin demasiado éxito deportivo, desapareciendo posteriormente, aunque mantiene el pintoresco récord de ser el equipo inscrito en la NFL con base en la población más pequeña, LaRue, Ohio, con menos de 1.000 habitantes y también se recuerda al emprendedor Lingo por instaurar los shows de mitad de partido. Jerry Siebert, un criador de perros Airedale de Buckeye Lake, Ohio, siguió los pasos de Lingo y desarrolló la línea «Jerang Airedales».

Oorang Indians

Después de la Primera Guerra Mundial, la popularidad de los perros Airedale aumentó rápidamente gracias a los relatos de su heroísmo en el campo de batalla y carácter especialmente bravo. También gracias a la mediatización otorgada por los presidentes estadounidenses Theodore Roosevelt, Calvin Coolidge, y Warren Harding, quienes poseían perros de raza Airedale, por lo que muchos ciudadanos buscaron esa vía de emulación. Es conocida la frase atribuida al presidente Roosevelt: «An Airedale can do anything any other dog can do and then lick the other dog, if he has to.» («Un Airedale puede hacer cualquier cosa que haga otro perro y después lamer al otro perro, si tiene que hacerlo.») El perro Airedale del presidente Harding, de nombre Laddie Boy, fue el primer perro célebre de la Casa Blanca. El presidente Harding tenía una silla especial reservada a su perro, tallada a mano, donde el apreciado animal se sentaba durante los consejos de ministros, por extravagante que suene.

Laddie Boy Airedale Terrier
Laddie Boy, (26 de julio de 1920 – 23 de enero de 1929), el perro del presidente de los Estados Unidos Warren G. Harding, sentado en la silla de alto respaldo reservada a él. La fotografía está tomada en el césped de la parcela alrededor de la Casa Blanca, durante el mandato del republicano Harding en los años 1921-1923. La silla se encuentra en el museo Ohio Historical Society artifact collections, catálogo H 15957.

Laddie Boy Airedale Terrier

Sin ser la mascota del presidente de los Estados Unidos, Paddy the Wanderer, (Paddy el trotamundos), fue un perro de raza Airedale Terrier muy apreciado en Wellington, Nueva Zelanda, durante los años de la Gran Depresión, entre 1930-1939. Adoptado por los marineros y trabajadores en el puerto como vigilante nocturno, realizó viajes en buques atravesando el mar de Tasmania.

En el periodo de entreguerras hubo altibajos en la popularidad y cría según demanda, pues en el año 1920 la raza Airedale Terrier alcanzó 6,386 registros en AKC, cuando la cría se había intensificado tras el aumento de popularidad a finales de la Primera Guerra Mundial. En cambio en el año 1931, el boom había estallado hasta tal punto que la raza se encontraba en el puesto 18# con sólo 412 registros en AKC. En el año 1949, tras la Segunda Guerra Mundial, la raza Airedale Terrier ocupaba el puesto número 20 de 110 razas caninas reconocidas por American Kennel Club.

Estándar de la raza canina Airedale Terrier

El perro Airedale es el más grande entre los terriers británicos, con un peso de entre 25-30 Kg. y una estatura en la cruz de entre 58-61 centímetros, siendo como es habitual más corpulentos los machos que las hembras. Dentro de la línea desarrollada por criadores estadounidenses en Ohio durante la década de 1920, denominada «Oorangs», hay machos Airedale que pueden llegar a pesar 50 Kg. Pese a la fama de gruñones con malas pulgas que tienen los terriers, el perro de raza Airedale es alerta, enérgico, confiado, seguro de sí mismo sin por ello actuar de forma agresiva. Las variantes de Airedale Terrier de mayor tamaño son en general perros más dispuestos y capaces para la caza, la guardia en el hogar familiar o en una granja. Mientras que los terriers de pequeño tamaño suelen ser preferidos en los shows y habitualmente son galardonados con preferencia por American Kennel Club (AKC).

La cabeza del perro Airedale Terrier es alargada, plana, con un hocico muy pronunciado, poblado por una barba rubia alrededor de una trufa completamente negra. Los ojos son grandes y oscuros, las orejas son pequeñas en proporción y están dobladas en ‘V’ como en otros perros de rasgos cercanos como el Fox Terrier. Los maxilares superior e inferior son grandes, poderosos, fuertes y musculosos, es muy deseable un hocico fuerte. Los maxilares no deben presentar un desarrollo excesivo que le dé a los carrillos una apariencia redonda o saliente. Mordida en tijera, es decir que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto estrecho con la cara externa de los incisivos inferiores y preferiblemente colocados en ángulo recto con los maxilares; sin embargo, se acepta la mordida en pinza. El prognatismo superior o inferior no son deseables, esto es, que sobresalga una de las mandíbulas hacia afuera, generalmente la inferior. Puede haber marcas blancas en el pecho, aunque muy difuminadas entre el color general del manto. Las patas traseras están arqueadas y son fuertes, las patas delanteras son rectas y los pies son relativamente pequeños y redondeados.

Airedale Terrier

Tiene un manto semi-largo con un patrón de color negro en el lomo y el cuello, con las extremidades y el rostro de color rubio dorado, denominado «tan with black saddle». Como muchos terriers, el manto de un Airedale está dividido, la capa superior externa es de pelo más duro, rígido como de alambre, denso y ondulado, aunque no tan largo como para verse harapiento, el pelo cae recto sin apenas separación, cubriendo el cuerpo y las patas; la capa interna es mucho más suave pero no es deseable que el pelo en general esté rizado y sedoso, dadas las funciones que tiene un perro de esta raza. Es necesario cepillar el manto a mano varias veces cada semana para evitar la caída excesiva de pelo durante la muda, eliminando además la acumulación de suciedad sobre el pelo duro del lomo o los nudos. Cepillar la capa evita además que se acumule el pelo muerto en los folículos pilosos, ya que puede producir irritación en la piel. Las zonas más delicadas a revisar son los pies, dado que se acumula suciedad entre los dedos, además de espigas, tallos secos y arrancamoños. Los primeros perros de raza Airedale Terrier, a inicios del siglo XX, tenían el pelo bastante más corto que los ejemplares en nuestros días. Según el estándar establecido por AKC, los colores sólidos, uniformes, no están aceptados.

La cola de los perros Airedale Terrier es habitualmente amputada, cortando aproximadamente un tercio de la longitud de la cola, a partir de los cinco días de vida del cachorro, aunque no se trata de un requisito del estándar de la raza canina, sino de una elección en declive entre los dueños, por la antigua función de la caza. Como en otros perros empleados en caza como los Pointer o Bracos, se suele amputar la cola para evitar heridas cuando los perros se internan por matorrales y zarzas. Según el estándar de AKC, la raíz de la cola es de inserción alta en el término del lomo, ancha, consistente y de moderada longitud, el perro debe mantenerla alzada con alegría sin que se curve sobre la espalda. En Reino Unido es ilegal amputar la cola al perro, salvo si se justifica en casos donde beneficie a su salud, como cuando hay una fractura.

Airedale Terrier

Walter Lingo, militar, empresario y criador de Airedale Terrier en la línea de gran tamaño Oorang explicó en la revista «Oorang Comments» (edición número 25, página 81):

«Cuando alcance su crecimiento máximo, tu perro Airedale pesará entre 18 y 25 Kg (40 a 55 libras); si es una hembra algo menos. Este es el peso estándar, pero si es necesario, podemos proveer Airedales de tamaño superior cuyo peso va entre 27 y 45 Kg (60-100 libras).»

Lingo trató de cumplir encargos a medida, entregando perros Airedale en su línea Oorang que nunca fueron estandarizados por las variaciones tan grandes en peso, aunque la mayoría de los ejemplares de la raza pesaban en torno a 23 Kg (50 libras) y medían entre 56-61 cm (22-24 pulgadas) a la cruz.

El Airedale Terrier es polivalente como perro de trabajo y como perro de caza. También presenta habilidades de pastoreo y tiende a perseguir animales en terreno abierto. Pueden apoyar a un pastor dirigiendo el ganado, vacuno, ovino, caprino, etc., sin embargo no son especialistas en ello como las razas de perros pastores y deben ser bien entrenados, en caso contrario podrían agitar y molestar al ganado. Como muchos perros terrier, la raza Airedale fue criada pensando en un perro que caza con independencia, esto es, no realiza la muestra y se queda a la expectativa ni espera al cazador para que dispare a la presa. Un perro Airedale Terrier es inteligente, valeroso, decidido, resistente y cabezota. Si está correctamente adiestrado y ha tenido una buena educación junto a niños, es un perro muy protector, excelente para la familia. Pueden convivir en el mismo hogar con otras mascotas pero es preferible que hayan sido criados juntos, en caso contrario hay que tener mucho cuidado al juntar a un perro Airedale Terrier con animales domésticos más pequeños, sobre todo si van a permanecer en la vivienda sin vigilancia de un familiar.

Albert Payson Terhune, escritor y periodista de New Jersey, conocido como criador de perros de raza collie, escribió sobre el perro Airedale:

«Entre los pozos mineros de Aire, los diversos grupos de mineros buscaron desarrollar un perro que pudiera sobrepasar la capacidad de guardia y caza de los perros de los demás trabajadores. Las pruebas sobre las virtudes de los perros se desarrollaban en la mina mediante peleas entre los perros. Poco a poco, se desarrolló un perro activo, fuerte, heroico, agraciado en su complexión compacta e ingenioso – la verdadera forma más temprana del Airedale.

Es veloz, formidable, elegante, cerebral, un compañero ideal y un buen guardián. Para su maestro es un amigo a quien adora. Para los merodeadores es un rayo destructor.»

Un perro de raza Airedale Terrier puede volverse agresivo, especialmente si ha sido adiestrado sistemáticamente para comportarse así. Con todo, no es tan sencillo inculcar la agresividad o hacer violento a un perro. Los Airedale Terrier se relacionan con el mundo a su alrededor con honestidad, actitud positiva y curiosidad sana, en inglés la expresión para referirse a su comportamiento es «without a stone in the bosom», literalmente «sin una piedra en el alma», sin tacha.

Airedale Terrier

Los perros Airedale Terrier tienen una esperanza de vida de 11,5 años de media entre las variantes británicas y norteamericanas, aproximada a otras razas del mismo tamaño, aunque limitada en comparación con la longevidad de otras razas caninas. En un estudio realizado entre los años 2000–2001 en Estados Unidos y Canadá, las causas más comunes de muerte en estos perros fueron: cáncer (38%), fallo urológico (17%), vejez (12%), fallo cardiaco (6%) Un estudio cronológicamente posterior, realizado en el año 2004 por UK Kennel Club, encontró estadísticas muy similares -salvo en el fallo urológico- entre las causas más comunes de muerte: cáncer (39.5%), vejez (14%), fallo urológico (9%), fallo cardiaco (7%). Aunque no aparecen mencionadas otras patologías, los perros Airedale pueden padecer enfermedades oculares, dermatológicas y también displasia de cadera.

Como muchos perros terrier, tienen propensión a padecer dermatitis. Aún con todo, muchos desórdenes cutáneos pueden pasar desapercibidos en un perro Airedale debido a su pelo duro, denso y estropajoso. El picor en la piel puede manifestar un tipo de dermatitis conocida como granuloma por lamido, causada por el lamido excesivo del propio perro ejercido generalmente sobre una de sus manos. También puede ocurrir que el perro padezca una inflamación o una herida en una zona y se deteriore la piel al rascarse y lamerse. Otras causas de afecciones cutáneas son alergias, dieta poco balanceada, desorden hormonal de la glándula tiroidea. Al tener las orejas dobladas en ‘V’, pese a que no están completamente caídas, el Airedale Terrier es un perro que puede padecer con frecuencia infecciones en los oídos.

Como a casi todos los perros sin excepciones, a los Airedale Terrier les afecta la torsión gástrica y la hinchazón de estómago, que puede producirse cuando el perro come abundantemente y sale a ejercitarse con intensidad justo después de la comida. Es muy peligroso que coman atacados antes de un paseo donde el perro va a correr y realizar alguna tarea, incluso cazar instintivamente. Cuando se produce la hinchazón, el estómago se bloquea generando gases y puede en una situación llevar a un colapso cardiovascular. Los síntomas son el dolor manifiesto en el vientre, fútiles intentos por parte del perro de vomitar o un aumento notable de la salivación. Ante cualquier signo de enfermedad es urgente darse más prisa con un perro Airedale Terrier ya que como otros canes estoicos no suelen quejarse hasta que se encuentran bastante mal.

Faltas

Ojos amarillos o claros, orejas completamente caídas, pies blancos, manto suave o con rizos, estar muy por encima o muy por debajo de los límites de peso, movimiento descoordinado o pobre, timidez extrema, criptorquidia, trastorno hereditario del desarrollo que consiste en el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto.

Fuentes:

Airedale Terrier en Wikipedia.
Estándar de la FCI para la raza Airedale Terrier.
AiredaleTerriers.org.
Los Airedale Terrier en Rusia.
Airedale Baron von Aliff.
Ohio History Central.
Oorang Indians.

Aidi

Aidi, también llamado, perro del Atlas, Atlas Shepherd Dog o Marokkanischer Schäferhund, es un perro marroquí de montaña, en realidad no existen perros pastores en el Atlas pero el Aidi es la raza canina empleada para defender a las poblaciones nómadas de la zona, no pastorea rebaños pero sí protege al ganado contra animales salvajes, es un perro muy rústico, extraordinariamente fuerte y movedizo. Vigilante, está siempre listo para la acción. Valiente, defiende a su amo y a los suyos contra los predadores y los extraños. Detecta la presencia de serpientes. Para educar a este perro lleno de temperamento, se necesitan firmeza y respeto.

perro aidi

Historia de la raza canina Aidi

El perro de raza Aidi, originario de Marruecos, debió localizarse en el Sahara antes de popularizarse como raza canina de compañía. Aunque su estándar del año 1963 indicaba que era un perro pastor del Atlas, no era utilizado para pastorear rebaños, aunque sí que defiende las propiedades de su familia y vigila el ganado, como cabras y ovejas; en el año 1969 el estándar fue corregido. El perro Aidi ha convivido con humanos en las montañas del Atlas en Marruecos, en Libia, y Argelia enfrentándose a predadores salvajes. Se cree que comparte antecesor con el perro paria, aunque no es semisalvaje sino doméstico, muchas tribus bereberes lo han tenido como perro guardián. Las tribus nómadas se ayudaban de estos perros, seleccionando los ejemplares que se mostraran más alerta y agresivos para que vigilasen el perímetro del campamento durante la noche. En algunos países del Magreb, es llamado «El Kilb», en Marruecos se han desarrollado algunos clubs caninos para proteger la raza Aidi, así como para potenciar su uso como perro de trabajo. Puede vivir en apartamento siempre que pueda hacer ejercicio todos los días, es tan buen perro guardián como de compañía. Hay que cepillarlo una vez por semana para cuidar su pelo, aunque en lugares urbanos donde no haya mucha contaminación su manto no se ensucia tanto como en las carreras en el campo.

Estándar de la raza canina Aidi

Su cabeza es enjuta, bien proporcionada con respecto al cuerpo. Cráneo plano y ancho. Stop poco pronunciado. Hocico cónico y relativamente corto. Trufa negra o parda, en armonía con el pelaje. Maxilares fuertes. Labios apretados, negros o pardos. Sus orejas son medianas, con puntas redondeadas, semicolgantes. Los ojos también de tamaño mediano, de un matiz oscuro. Párpados levemente oblicuos, muy pigmentados.

perro aidiSu cuerpo como el cuello es musculoso, sin papada. Pecho ancho y muy profundo. Costillas levemente arqueadas. Espalda ancha y musculosa. Lomo fuerte y arqueado. Vientre levantado. De miembros sólidos, moderadamente musculosos y con una capa de pelo más larga en la zona posterior. Los pies son un poco redondos. Uñas fuertes del color del pelaje. La cola es larga y tupida, llega hasta los corvejones, en reposo, cuelga como un alfanje y puede presentar un penacho.

Tiene un manto de pelo muy abundante, semilargo, de unos 6 centímetros, salvo en la cabeza y las orejas donde el pelo es raso y más fino. Melena, sobre todo en los machos, el pelaje protege a estos perros contra la arena, las inclemencias del tiempo, las grandes oscilaciones de temperatura entre el día y la noche, así como para el baño.

Las tonalidades y colores son muy variadas: blanco, arena, leonado, rojizo, atigrado, blanco y negro, blanco y leonado, más o menos carbonado, tricolor, entre otros. El perro Aidi es de tamaño mediano a grande, con una altura en la cruz de 52 a 62 cm y un peso alrededor de 30 kg. Pertenece al mismo grupo que los perros de tipo molosoides y boyeros.

Africanis

Los perros africanis son un grupo de canes originarios de Sudáfrica que no están reconocidos actualmente como una raza canina, por ello, es raro que aparezcan en alguna de las clasificaciones de cualquiera de las asociaciones internacionales cinológicas. Se cree que los perros Africanis tienen como antecesores a perros paria africanos en estado semi-salvaje, llegados al valle del Nilo. El nombre de los perros Africanis en lengua Swahili es umbwa wa ki-shenzi que significa «perro tradicional» o «perro común». Africanis es también el término que se emplea para englobar a todos los perros aborígenes del sur de África.

perros africanis

perros africanis

No hay evidencias de que la domesticación del perro se originara en África, se cree que los perros que comenzaron a entrar en simbiosis con los humanos a través de la domesticación llegaron desde el este. La primera evidencia de la presencia de perros en África, concretamente en Egipto, data de 4700 año a.C. según hallazgos arqueológicos, los perros acompañaron a poblaciones desde el Nilo hasta Sudán, no obstante existe una prueba documentada (Davis, S. & Valla, F. (1978) Evidence for domestication of the dog 12.000 years ago in the Natufian of Israel. Nature 276, 5688:608-610) de que existieron perros domesticados en Oriente Medio, por una tumba que data de hace más de 12000 años en el territorio actual de Israel donde un hombre fue enterrado junto con un perro cachorro, mostrando sus lazos afectivos. La migración de tribus nómadas y la transhumancia se estableció a través del Sahara. En el año 2000 a.C., la variedad de perros domesticados fue mantenida por diferentes dinastías en Egipto aunque los perros no eran todavía tan populares por su compañía como por su guardia y significados simbólicos, como en el caso de muchos otros animales, domesticados y salvajes.

tumba hombre enterrado junto a un perro

Historia de los perros en Sudáfrica

Durante cientos de años, las tribus aborígenes de Sudáfrica cazaban sin la ayuda de perros. Los Khoikhoi llevaron rebaños de ovejas a través de una ruta oeste hacia el Cabo de Buena Esperanza antes del advenimiento del cristianismo, pero no hay evidencias de que los perros formasen parte del grupo de nómadas.

El perro doméstico llegó a Sudáfrica con las migraciones de etnias que hablaban lenguas bantúes al inicio de la edad de hierro. Los perros de origen nilótico, llevados por un grupo de etnias extendidas por el valle superior del Nilo, Sudán, Uganda, Kenia, y norte de Tanzania también siguieron las migraciones durante la edad de hierro. Se cree que las tribus nómadas atravesaron la región del gran valle del Rift, desde Yibuti a Mozambique. Trataron de seguir rutas que no estuviesen sometidas al riesgo de encontrarse con las llamadas moscas tsetse, que provocan tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño, atravesando Zambia y Zimbabwe hasta llegar a Botswana y finalmente a Sudáfrica. Las primeras evidencias de restos arqueológicas que probasen la presencia de perros domésticos en Sudáfrica fueron aportadas por Dr. Ina Plug, director del Transvaal Museum. Las migraciones están perfectamente explicadas y documentadas en la página sobre historia de Africanis Society de Sudáfrica.

migraciones etnias bantúes

migraciones etnias bantúes

Se cree que los perros primitivos que llegaron hasta Sudáfrica aproximadamente en el siglo V hasta el cabo de San Francisco no cambiaron apenas durante cientos de años, debido a que no recibieron influencias que alterasen sus fenotipos a través de cruces con otros perros, hasta la colonización en el siglo XIX. No obstante se admiten diferentes periodos donde la herencia genética pudo recibir influencias de otros perros: mercaderes árabes llegados por rutas comerciales durante el siglo VIII, marineros llegados desde el este durante el siglo X, aunque realmente mucho antes, exploradores portugueses en el siglo XV, llegada de colonos neerlandeses, llegados desde Países Bajos en 1652, colonos británicos a partir de 1820 y la guerra Anglo-Zulu en 1879, donde los extranjeros llevaron perros de otras regiones.

perros africanis en Botswana

perros africanis en cabo este

Los perros Africanis se pueden encontrar hoy en día en lugares donde las tribus africanas no han cambiado su tradicional estilo de vida. La rápida transformación de Sudáfrica, el impacto en las sociedades rurales y los cambios que se producirán cuanto mayor sea la población en núcleos urbanos, pondrán seguramente en peligro la continuidad de los perros Africanis. Africanis Society de Sudáfrica fue creada para conservar la herencia genética de los perros Africanis, teniendo a estos perros como una raza heterogenea de su tierra, parte de la biodiversidad, cultura e historia, sin necesidad de mejoras o de una búsqueda de ampliar sus características mediante cruces con otras razas caninas, lo cual está asociado a criadores occidentales. El perro Africanis está reconocido por la Kennel Union de Sudáfrica (KUSA) como una raza canina emergente, pueden encontrarse muchas galerías de fotografías de perros Africanis en sus habitats naturales en la página http://www.africanis.co.za.

perros africanis en Kwazulu

perros africanis en Kwazulu

El perro Africanis es un can de pelo corto, musculado, de tamaño mediano, con un cuerpo ligeramente más largo que alto y con el lomo más elevado y curvado cerca de la cruz. Su pelaje puede ser de cualquier color, son perros que han sido criados en África para ser patrimonio de África, son ligeros, ágiles y logran bastante velocidad para su aparente fisionomía. El Africanis es un perro bien dispuesto, con sentidos desarrollados, vigilante y de comportamiento territorial, que se ha criado en grandes espacios abiertos. Se cree que el motivo de que tenga un caracter independiente reside en que su conviviencia en las tribus no es como la de un perro dependiente y apegado que recibe mimos constantemente de una persona, los perros Africanis han convivido de forma natural con pequeñas tribus, en espacios rurales muy abiertos, donde se desenvuelven sin mantener contacto corporal con las personas pero con un gran instinto de supervivencia, tienen un desarrollo que no merma su condición de animales sociales porque aunque no demandan atención, su entorno está ligado a una comunidad de personas y de otros animales domésticos como el ganado.

perros africanis en Limpopo

perros africanis en Mozambique

perros africanis en Namibia

Los perros Africanis han aprendido a sobrevivir sin comida especial y por supuesto que en lugares tribales desconocen los piensos a los que están acostumbrados los perros domésticos de ciudad. Son bastante saludables y han ido desarrollando bastante resistencia de forma natural a los parásitos internos y externos, lo cual no quiere decir en absoluto que no necesiten seguir un plan de vacunación, ni ser protegidos con métodos antiparasitarios, son perros resistentes pero no inmunes a parásitos y enfermedades. Los perros tienen de forma intrínseca un sentido de las jerarquías, sufren trastornos y son agresivos, dominantes con las personas cuando se les hace desarrollar un rol de líderes de manada dentro de una familia, pero son muy felices siendo seguidores de un grupo o de un humano en particular de quién reconocen su autoridad, disfrutando de su compañía. Los perros Africanis, pese a lo que se pueda prejuzgar por su cercanía con perros paria, necesitan de espacio y libertad pero también ser compañeros de humanos, pertener a un grupo equilibrado con una jerarquía.

perros africanis en Venda

perros africanis en Venda

Afgano

El Afgano o Afghan Hound en inglés es una de las razas caninas de pelo largo más llamativas, además de ser uno de los primeros perros lebreles conocidos. Su pelaje tan largo y fino que cubre como un manto todo el cuerpo se debe a que es originario de las frías montañas de Afganistán, donde habitualmente era usado como perro de caza en persecución de presas, haciendo salir liebres. El nombre de esta raza canina es Sage Tāžī (Persa: سگ تازی) o Tāžī Spai (Pashto: تاژي سپی). Otros nombres por los que se conoce al perro afgano son Kuchi Hound, Tāzī, Balkh Hound, Baluchi Hound, Barutzy Hound, Shalgar Hound, Kabul Hound, Galanday Hound.

Historia del perro Afgano

El perro afgano fue descubierto y despertó interés en Occidente durante el siglo XIX, aunque como perro lebrel ya era patrimonio de Afganistán. Los primeros ejemplares fueron llevados a Inglaterra y las primeras representaciones pictóricas documentadas de perros afganos aparecen en unas cartas escritas en India en 1809 y publicadas en Londres en el año 1813.

perro lebrel afgano

En Afganistán existían muchas variedades dentro de la raza, debido al clima y las diferentes funciones como perro de trabajo, sobretodo de caza, que tenía el perro afgano, no todos los ejemplares de la raza canina realizaban la misma función, a veces hacían saltar liebres o presas mucho más grandes a las que perseguían, los perros que se alejaban tanto que no iban acompañados por los cazadores, fueron desarrollando un espíritu más libre y menos sumiso. Los perros afganos no son tan veloces como los galgos, su habilidad es poder atravesar zonas donde el terreno tiene un suelo complicado con agilidad y ser especialmente resistentes.

En el año 1907, el capitán británico Barff se llevó un perro afgano de nombre Zardin, un animal con un manto larguísimo y una máscara oscura en el rostro y esta raza comenzó entonces a despertar interés en Reino Unido. Durante la primera guerra mundial los perros afganos que se había criado en Europa prácticamente desaparecieron, retomando la raza canina afgana a partir del año 1920, cuando el matrimonio Bell Murray y Miss Jean C. Manson se llevaron a Escocia varios perros afganos que habían estado criando ocho años atrás en Baluchistan entonces un estado independiente al sur de Afganistan, en la actualidad este territorio es parte de Pakistan.

perro lebrel afgano

En 1925, Mrs. Mary Amps llevó hasta Inglaterra un grupo de perros afganos que había criado en Kabul, en 1926 el American Kennel Club reconoció al lebrel afgano como una raza canina. Estos ejemplares no habían vivido en el desierto sino en zonas de alta montaña y tenían un manto especialmente vistoso, uno de ellos resultó uno de los primero campeones en certámenes para los aficionados a los perros, Sirdar of Ghazni, del cual derivó la línea Ghazni, cuyos ejemplares son las primeras generaciones de donde se remontan los actuales perros afganos a partir de 1931.

Estándar de la raza canina Afgano

La cabeza del lebrel afgano tiene un cráneo largo, no demasiado estrecho, con una protuberancia occipital bien marcada. Bien proporcionado y cubierto de un mechón de pelo largo. Depresión naso-frontal (stop) ligera, algo pronunciada. Su nariz es de preferencia negra; se permite el color hígado en perros con pelaje claro. El hocico es especialmente largo, con mandíbulas temibles, mordida de tijera perfecta, regular y completa, es decir, que los incisivos superiores se superponen estrechamente a los inferiores y los dientes están colocados verticalmente en el maxilar. Se permite la mordida de pinza.

Los ojos suelen ser de preferencia oscuros, aunque no se excluyen los tonos dorados. Casi triangulares, desde el ángulo interno elevándose ligeramente oblicuos hacia el ángulo externo. Las orejas son de inserción baja y colocadas muy atrás de la cabeza, llevadas muy cerca de la cabeza, cubiertas de pelo largo sedoso.

El cuello es largo, fuerte, sostiene el porte orgulloso de la cabeza. La espalda recta, moderadamente larga, con buena musculatura. El lomo también recto, amplio y más bien corto. La grupa ligeramente caída hasta la inserción de la cola. Huesos de la cadera bastante prominentes y separados. Costillas moderadamente arqueadas, pecho bien profundo.

La cola no es demasiado corta, de inserción baja y formando un anillo en su extremo. El perro afgano lleva la cola en alto durante su desplazamiento. Cubierta de pelo en forma de pluma delgada. Los miembros anteriores son rectos, provistos de huesos fuertes; vistos desde el frente están alineados con los hombros. Hombros largos, oblicuos y bien dirigidos hacia atrás, dotados de buena musculatura y son fuertes sin parecer pesados. Los codos pegados al pecho sin presentar desviaciones hacia afuera o hacia adentro.

Los miembros posteriores del perro lebrel afgano son poderosos, de gran longitud entre la cadera y los corvejones y, comparativamente, distancia corta entre las articulaciones tibio-tarsianas y los pies. La rodilla bien angulada y bien dirigida. Pies anteriores fuertes y muy grandes tanto en longitud como en anchura, gruesamente cubiertos de pelo largo y grueso; dedos arqueados. Las almohadillas apoyan firmemente sobre el suelo. Pies posteriores largos, aunque no tan anchos como los anteriores, gruesamente cubiertos de pelo largo.

perro lebrel afganoEl lebrel afgano tiene un manto muy largo que cae sobre las costillas, en los miembros anteriores y posteriores y en los flancos, de textura muy fina. En perros adultos, desde los hombros hacia atrás y a lo largo del lomo es corto y apretado. A partir de la frente y hacia atrás el pelo es largo y forma un mechón marcado, largo y sedoso (denominado «top-knot»). El pelo en la región facial es corto. Las orejas y las extremidades están bien cubiertas de pelo. Los metacarpos pueden carecer de pelo. El pelaje debe presentar un desarrollo completamente natural. Son admitidos todos los colores, desde rubios dorados hasta pelajes de colores muy oscuros.

En machos la altura en la cruz es de 68 a 74 cm, en hembras es de 63 a 69 cm, el peso suele estar entorno a 26-28 kilos. El temperamento de los perros lebreles afganos es digno e independiente, pero muy divertido cuando juega con las personas a quién está vinculado. Según la revista Science 298, 1610 Nov 22, 2002, el perro afgano debe de ser, por estudios en su genoma, una de las razas caninas más antiguas que existen. Es además un gran competidor en pruebas de agilidad y de obediencia únicamente cuando ha trabajado mucho con un adiestrador, ya que los perros afganos pueden ignorar muchas órdenes si no reconocen la autoridad de una persona. Durante un tiempo se trató de hacerlos competir en carreras como a los galgos que persiguen la libre mecánica a lo largo de un circuito, sin embargo, los lebreles afganos demostraron una capacidad de razonamiento superior a la media, cruzaban el circuito por la mitad y esperaban a que pasase la liebre para lanzarse y atraparla.

Affenpinscher

Historia de la raza canina Affenpinscher

En alemán affenpinscher significa «pinscher mono», ya que la pequeña cabeza de este perro se parece a la de ciertos simios. El pelo de este pequeño perro es rebelde y oscuro por la zona de la cara, tiene expresión viva y despierta en los ojos, se considera un perro-mono, además por su valentía, movimientos ágiles y apego al hombre. No se sabe a ciencia cierta si desciende del perro Griffon belga, la raza canina Affenpinscher es moderna pero no forma parte de las variantes más contemporáneas ideadas por criadores. Sus antepasados caninos fueron inmortalizados en los grabados de madera de Alberto Durero (1471-1528); también en representaciones de cuadros anteriores al siglo XVII figuran perros de aspecto similar.

perro affenpinscher

Las primeras inscripciones de perros Affenpinscher en organizaciones cinológicas comienzan en el año 1879. Estos pequeños perros tan apreciados como guardianes domésticos se desarrollaron a partir de los Pinscher de pelo duro y fueron muy populares en hogares alemanes al sur, en torno a München. El aspecto de mono está subrayado por la áspera corona de pelos en la cabeza, parece que tenga greñas y necesita ser cepillado al menos una vez a la semana. La coloración oscura se extiende desde unicolor, tonos amarillentos, marrones, rojizos o grisáceo claro hasta gris oscuro, negro grisáceo o negro puro. El perro de raza Affenpinscher es pequeño y compacto, la construcción de su cuerpo aparece cuadrada en relación al largo y a la altura a la cruz, tiene un carácter vivaz y alerta. Leal y afectuoso, franco, obstinado, efervescente, puede llegar a ser tan travieso que es a veces considerado como un pequeño diablillo con bigotes, es un buen guardián y un cazador de roedores, siempre atento a movimientos rápidos en el suelo.

Durante el siglo XVII, comenzó a ser apreciado como en el caso de otros perros de tipo terrier, como cazador de ratones, los humanos disfrutaban de su compañía y sus habilidades, teniéndolo como guardián de graneros, tiendas y almacenes, también como perro para personas en entornos rurales y granjas. Para una familia que viva en apartamento dentro de una zona urbana también es buen perro, aunque es reservado y distante con las visitas desconocidas pero afectuoso con la familia.

Estándar de la raza canina Affenpinscher

La cabeza de este perro tiene un cráneo más bien esférico que alargado hacia el hocico, en conjunto no demasiado pesado, abovedado hacia arriba, con una frente marcada, cabeza redondeada, hocico corto y leve prognatismo inferior, esto es, sobresale la mandíbula inferior ligeramente. Depresión naso-frontal, denominada con el término stop, claramente marcada.

El pelo del cuerpo debe ser duro y apretado. La cabeza presenta un adorno típico en forma de cejas tupidas como rayos que envuelven a los ojos formando una corona, la barba imponente, copete en la cabeza y pelo en las mejillas. El pelo de la cabeza debe ser en lo posible duro, lacio y de implantación perpendicular a la piel, como rayos. Estas son las características esenciales que le dan al Affenpinscher el aspecto de mono. El color más aceptado es el negro puro con lanilla interna negra.

perro affenpinscherEn la región facial la nariz es redonda, llena y negra. La caña nasal es recta, los belfos apoyados firmemente a los maxilares, los labios son negros. Mordida completa, 42 dientes limpios, el maxilar inferior se adelanta al maxilar superior y se curva suavemente hacia arriba. Los incisivos en una mordida sana están regularmente implantados en forma de una línea ligeramente redondeada. Los caninos y los incisivos no deberán verse con la boca cerrada. La falta de dos premolares es tolerable, igual que si pierde piezas en los incisivos podrá seguir alimentándose con normalidad.

Tiene ojos oscuros, más bien redondos y llenos, párpados adherentes y negros. Están rodeados de una corona de pelos ásperos. Las orejas son de implantación alta, llevadas simétricamente giradas hacia delante, en forma de «V», los bordes internos de las orejas descansan contra la cabeza. En el caso de orejas erectas, son pequeñas, de igual porte erguido, y llevadas lo más verticalmente posible. La nuca es recta, el cuello es más bien corto, fuertemente implantado, poderoso sin llegar claro está al que tienen los perros de presa. La piel de la garganta es firme y sin arrugas.

El cuerpo del perro Affenpisncher es pequeño y compacto, casi cuadrado, la línea superior a partir de la cruz, el punto más alto de la línea superior, hacia atrás en una suave inclinación descendente, aproximadamente en forma de una línea derecha. La espalda es fuerte, corta, firme. El lomo es corto, fuerte. La distancia desde la última costilla hacia la cadera es corta de modo que el perro sea compacto. La grupa es corta, ligeramente redondeada, pasa imperceptiblemente por la inserción de la cola. El pecho es apenas aplanado a los lados, moderadamente ancho, desciende más allá de los codos. La línea inferior y la superior corren casi paralelas mientras el vientre está moderadamente levantado. La cola no se debe cortar, aunque hay quien sigue amputando la cola y las orejas a estos perros, pese a la barbaridad -y a la ilegalidad en muchos países- de esta práctica.

Los miembros anteriores son robustos, rectos, paralelos y no demasiado juntos. Los pies delanteros son cortos y redondos, dedos juntos y arqueados, denominados «pies de gato», almohadillas fuertes, todas las uñas son cortas, negras y fuertes. Los miembros posteriores vistos de perfil con una ligera inclinación, moderadamente angulados. Vistos desde atrás son paralelos. La rodilla no debe estar girada ni hacia dentro ni hacia fuera. Los pies traseros son poco más largos que los delanteros, los dedos están juntos y arqueados.

El movimiento de un perro Affenpinscher es suelto y fluido, con pasitos cortos y rápidos, con moderado empuje trasero. Es un perro pequeño su altura a la cruz en machos y hembras es de 25 hasta 30 cm, con un peso de entre 4-5 Kg.

En las competiciones de perros de raza, se consideran faltas que un perro Affenpinsher presente alguno de los siguientes rasgos físicos:

Faltas leves:

* Aspecto pesado o liviano, petizos o patilargos.
* Ojos claros.
* Orejas de inserción baja o muy largas, orejas llevadas distintas una de otra.
* Orejas flotantes.
* Dorso demásiado largo, recogido o blando.
* Dorso encarpado.
* Grupa caída.
* Inserción de cola girada hacia la cabeza.
* Posterior excesivamente angulado y posterior de barril.
* Pies largos.
* Pelo corto, blando, ondulado, en flecos, sedoso, blanco o manchado.
* Un centímetro por encima del límite superior o un centímetro por debajo del límite inferior en la estatura.

Faltas graves:

* Falta de tipicidad en la expresión del sexo (por ejemplo si se juzga que una hembra es masculina en su comportamiento).
* Huesos muy livianos.
* Hocico tipo grifón curvado hacia arriba, hocico largo.
* Prognatismo inferior exagerado, mordida en pinza.
* Ojos saltones.
* Codos girados hacia fuera.
* Corvejones girados hacia dentro.
* Desviación entre 1-2 cm por encima del límite superior o por debajo del límite inferior de altura.

Faltas eliminatorias:

* Perros en exceso tímidos o agresivos en su comportamiento.
* Deformidad de cualquier tipo.
* Testículos no descendidos en el macho.
* Falta de tipicidad racial.
* Faltas burdas en cada región como defectos de construcción, de pelo y de color.
* Más de 2 cm por encima o por debajo de las medidas límite superior e inferior en estatura.

Hay que tener en cuenta que mientras el perro no tenga algún tipo de afección que perjudique su salud, este tipo de rasgos considerados como «faltas» no deben importarnos lo más mínimo si deseamos un perro de compañía y no pensamos en competir en ningún certamen.